Robo en las huertas de Huarte

Carlos Ventura Díaz - Jueves, 23 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

No sé muy bien a quién dirigir esta carta, si al Ayuntamiento de Huarte, a sus alguaciles, a la Policía Foral, a la Guardia civil, o quizás a todos ellos. Desde hace años las huertas situadas en el municipio de Huarte sufren cada vez más asaltos, con más frecuencia (cuatro oleadas en los últimos 6 meses) y con mayor violencia.

Mal sienta que te quiten los tomates o las alubias justo antes de la recolección, pero los últimos asaltos no buscan productos de la huerta, sino cualquier herramienta o hierro que puedan vender o malvender, sin reparar en los daños materiales y trastornos que ocasionan. Ante esto y hasta ahora solo queda hacer la denuncia correspondiente, y ya te anticipan que no esperes mucho más. Sé que es complicada la solución, pero también creo que se puede hacer más, entre otras cosas, porque hacer menos es difícil. Si pueden vigilar la pesca del cangrejo justo al lado…

Las bandas responsables saben muy bien que nunca hay nadie. Llegan, destrozan, roban y se van. En esta última también les ha dado tiempo a cenar en una huerta. Sí, han leído bien. Desconozco los importes totales que ocasionan. Solo en mi caso en la última entrada unos 600 euros. Ahora multipliquen. Decir también que las huertas y las casetas pagan su contribución y por justicia algo deberían recibir a cambio. Porque oigan, cuando han entrado en tu finca más de diez veces en ocho años, el sentimiento de impotencia y abandono te supera y te preguntas ¿así para siempre? Quiero suponer que los cuerpos policiales se sienten heridos en su orgullo al observar que estas bandas alcanzan casi siempre sus objetivos. A mí creo que me pasaría.

No dejen que se rían más de nosotros y de ustedes. Diré, por último, que Huarte, como su nombre indica, es una isla, lo cual hace más fácil (si se pone empeño) la investigación de los hechos. Lo contrario sería claudicar. Ánimo.