Un edificio de hasta 8 alturas y 119 pisos, junto al cruce de Cuatrovientos

Gerencia analiza la modificación del Plan de San Jorge, que prevé un bloque con porches peatonales

Marivi Salvo - Jueves, 23 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Recreación del edificio, que contempla un bloque en la trasera de hasta 8 alturas.

Recreación del edificio, que contempla un bloque en la trasera de hasta 8 alturas.

Galería Noticia

Recreación del edificio, que contempla un bloque en la trasera de hasta 8 alturas.Aspecto del chaflán que da a la avenida principal.

Pamplona- Un nuevo edificio en forma de L y de 119 viviendas para cerrar el barrio de San Jorge por el este, junto al cruce de Cuatrovientos. La idea, que ayer abordó el Consejo de Gerencia de Urbanismo, supone la modificación del Plan Especial de San Jorge, en la Unidad UO-C, que afecta a las parcelas junto a la rotonda de Cuatrovientos y el Instituto.

La ordenación de esta parcela residencial ha sufrido dos modificaciones. En origen tenía forma de manzana, pasó a tener forma de L (según proyecto de Vallejo y Capilla), y con la última se podía construir un edificio formado por dos cuerpos paralelos, uno de los cuales llegaba a 18 alturas más ático, una forma urbana, esta última, “ajena al contexto, tanto por la lección de una tipología impropia del lugar como por la altura de la edificación”.

Sin embargo, con la modificación propuesta ahora “se vuelve a la forma de L pero con una ordenación que presenta ventajas, como generar viviendas con doble ventilación”, así como “mayor permeabilidad de la zona deportiva con la avenida de San Jorge”, señala el informe. Así, ahora “partiendo del parcelario vigente (correspondiente a la primera modificación)”, la del año 2000, se persigue “completar el frente construido de la avenida de San Jorge”, así como “definir el segundo lateral de la plaza, que surgirá tras la construcción de la rotonda de Cuatrovientos”. El Ayuntamiento se plantea cambiar la actual glorieta en este punto de tal manera que conecte el nuevo vial que viene desde la cuesta de Larreina (paralelo al antiguo) con la avenida de Guipúzcoa, a través de un nuevo puente sobre el Arga. El informe señala que la propuesta planteada ahora “recupera los valores urbanísticos de la primera modificación”, en lo referente a la formalización del espacio público y la utilización de alturas propias del entorno”. De hecho, se equipara en altura con los edificios que ya existen en el barrio, planteando baja más seis en la parte de la avenida de San Jorge, y llega a baja más 7 y ático, en la trasera cercana a la estación. La parcela, de 3.100,26 m2, es de la Caixa (Servihábitat) y contempla 119 viviendas. “Al no existir la obligación de que la tipología sea VPO, para poder edificar vivienda libre deberá tramitarse la correspondiente Trasferencia de Aprovechamiento”. UPN se mostró contrario al diseño que plantea la modificación, en apoyo a la anterior propuesta.

ESPACIO DEPORTIVO El proyecto también tiene en cuenta el espacio deportivo público y para que no quede encerrado, “se ha entendido que es interesante prever unos pasos peatonales (bajo la edificación y en planta baja), los cuales se hacen coincidir con los portales”. Respecto a las plantas bajas, recuerda el informe la posibilidad de ubicarse “pequeños comercios”, que ayuden “a reforzar la continuidad urbana que se persigue”, e incluso “llegar a albergar algún establecimiento comercial de rango de barrio”, ya que en el entorno próximo “no hay locales comerciales de cierta relevancia (1.000 a 2.000 m2). Con la modificación del plan, que inicialmente tendrá que aprobar la Junta de Gobierno y después el Pleno, “no hará falta alterar la reparcelación vigente ni modificar la urbanización existente”. La parcela anexa a los bloques se mantendrá con pistas deportivas, como hasta ahora.