A debate las alternativas para captar agua de calidad

NILSA se reunió ayer con las localidades que abastece la Junta de Aguas y con Cortes

Fermín Pérez-Nievas - Jueves, 23 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Vista de la ciudad de Tudela con el río Ebro a sus pies.

Vista de la ciudad de Tudela con el río Ebro a sus pies. (FERMÍN PÉREZ-NIEVAS)

Galería Noticia

Vista de la ciudad de Tudela con el río Ebro a sus pies.

tudela- Con el objetivo de mejorar la calidad del agua de boca que se consume en la Ribera, responsables de las empresas públicas NILSA y GAN-NIK explicaron ayer en sendas reuniones las alternativas de abastecimiento que se plantean para Tudela, Cabanillas, Castejón, Fustiñana y Fontellas (dependientes de la Junta de Aguas de Tudela) y Cortes. La cita forma parte del proceso de información que está llevando adelante el Gobierno de Navarra con entidades gestoras del agua y regantes para garantizar agua de calidad para la Ribera.

Estas reuniones tienen como objetivo explicar el diagnóstico efectuado, revisar la información pendiente de recibir y analizar y discutir las alternativas propuestas para mejorar el abastecimiento de agua para uso urbano industrial. Según el Gobierno de Navarra, “pese a que el agua resulta potable su calidad no es la mejor y ha habido una histórica reivindicación, todavía no atendida, de disponer de un agua de consumo cuyo origen sean fuentes de alta calidad”.

alternativasEl estudio efectuado contempla 6 alternativas para estas localidades. La alternativa 0 plantea mantener las fuentes de suministro actuales, esto es, en ambos casos se seguirían abasteciendo desde el río Ebro. En la alternativa 1, el suministro se efectuaría en verano desde el Queiles y en el resto del año desde el Ebro. En las alternativas 2 y 4, recibirían el agua desde la solución Itoiz-Canal de Navarra. Finalmente, las alternativas 3 y 5 implicarían utilizar como fuente de suministro el embalse de Yesa, a través del Canal de Bardenas.

Según este estudio, la alternativa recomendada es la número 4 ya que “soluciona los problemas de calidad, porque todo el suministro de agua para abastecimiento urbano e industrial se produce desde fuentes de alta calidad;se dispone de la concesión de agua para este uso;la infraestructura puede proyectarse y ejecutarse en un plazo relativamente breve y tiene importantes sinergias con el regadío en la Ribera, ya que se podría compartir la infraestructura de transporte”. Al margen de las mejoras, según el estudio supondría el encarecimiento del agua de grifo ya que sugieren que podría encarecerse hasta el 1,5 ó 2 euros por metro cúbico, teniendo en cuenta que en la actualidad es la mitad, alrededor de 0,77 euros en Tudela.

Por otra parte, se considera que habría que realizar una reducción en las entidades que gestionan el agua y sugieren igualmente varias alternativas. Por un lado mantener el sistema actual, “tanto en la organización como a régimen de tarifas”. Las otras alternativas serían: Municipalizar el servicio y eliminar mancomunidades;crear una mancomunidad para el servicio en alta en la Ribera y finalmente crear una mancomunidad para dar servicio tanto en alta como en baja a la Ribera.

detalles

Citas. Las reuniones con mancomunidades y ayuntamientos continuarán la semana que viene, el miércoles 29 de marzo, en el ámbito de Cascante, Cintruénigo y Fitero (9.30-11.30 horas) y en la Mancomunidad del Moncayo (12.00-14.00 horas). Antes, el 15 de marzo, hubo reuniones en Cadreita y Arguedas y Valtierra.

“No buena”. Las poblaciones que se abastecen del Ebro tienen aguas con mineralización alta y dureza elevada, con alta concentración de materia orgánica y de nutrientes. En ocasiones, también se observan concentraciones apreciables de plaguicidas. Hay que tener en cuenta, asimismo, que en su mayor parte, estas aguas presentan contenidos microbianos muy elevados que exigen tratamientos intensivos.