El legado de la sonrisa de Mauge

una familia de tudela crea una beca para reforzar los estudios del cima sobre el cáncer de páncreas

Un reportaje de N. Arigita - Jueves, 23 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

María Eugenia Burgos. Fotos: cedidas

María Eugenia Burgos. Fotos: cedidas

Galería Noticia

María Eugenia Burgos. Fotos: cedidasPonz y Vicent, con el equipo de investigación del CIMA.

“Mauge está presente en nuestros corazones y cada vez que recordamos su eterna sonrisa nos alegra saber que esta línea de investigación, tan dura y a la vez tan necesaria, se debe a su memoria”. Son palabras de la familia de María Eugenia Burgos de la Iglesia y en ellas se encuentra el mayor legado de la mujer de 42 años que en agosto de 2015 falleció a causa de un cáncer de páncreas fulminante.

Aquel golpe y la certeza de que hace dos años no había solución posible para sacar a Mauge de aquel cruel trance se han convertido, sin embargo, en un acicate para una familia lo suficientemente lúcida tras el dolor como para pensar que si la investigación no frena el tipo de cáncer que ellos sufrieron, otras miles de familias caerán en la misma circunstancia que a ellos les truncó la vida.

Por eso, han puesto en marcha la Beca María Eugenia Burgos de la Iglesia, destinada a reforzar los estudios sobre cáncer de páncreas que desarrolla el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra. “Esperamos que gracias a ella muchas otras personas puedan superar esta enfermedad, tal y como Mauge hubiera querido”, dicen. Y para cumplir ese deseo, la familia ha realizado una aportación inicial de 15.000 euros, que concederá anualmente durante los tres años de duración del proyecto.

“Nos alegra que esta investigación, tan dura y necesaria, se debe a su memoria”

José María giménez

Marido de María Eugenia Burgos

más aportaciones“Nuestro estudio se centra en identificar nuevas dianas moleculares en tumores dependientes de KRAS (el oncogén más prevalentemente mutado en cáncer de páncreas) y en buscar estrategias terapéuticas innovadoras para el tratamiento de estos tumores”, explican los doctores Silve Vicent y Mariano Ponz-Sarvisé, investigadores del CIMA y de la Clínica Universidad de Navarra, respectivamente, y coordinadores del proyecto de investigación.

Este es el propósito que sustenta la iniciativa de la familia de Mauge para una investigación que se ha consolidado definitivamente integrándose en la plataforma Helpify. Se trata de una iniciativa impulsada por el CIMA para buscar financiación de particulares e instituciones, a través de donaciones desde 5 euros. Todas las aportaciones, como explican desde el propio centro, “se destinan a proyectos de investigación biomédica que mejoren el diagnóstico o el tratamiento de distintas enfermedades”. El procedimiento para ello, pasa por realizar donaciones de cualquier cantidad, a partir de 1 euro, mediante una cuenta Paypal o una tarjeta de crédito, o vía transferencia.

Lo cierto es que algo tendría la “sonrisa eterna” de Mauge porque, unida a la bondad del propósito, ha hecho posible que desde la puesta en marcha de la beca, hace dos semanas, se hayan adherido a la propuesta más de 40 personas. En total, han aportado cerca de 4.000 euros.

En cuanto a los resultados que surjan de la investigación, los donantes serán informados mensualmente de los posibles logros conseguidos, a través de la propia plataforma Helpify.