Londres vuelve a su rutina en medio de un gran despliegue policial

La Policía mantiene un amplio cordón de seguridad alrededor del Parlamento aunque se reabrió el puente de Westminster

J. Mora - Viernes, 24 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Concentración en Trafalgar Square en repulsa por el atentado.

Concentración en Trafalgar Square en repulsa por el atentado. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Concentración en Trafalgar Square en repulsa por el atentado.

londres- La ciudad de Londres y los londinenses volvieron ayer a su rutina aún conmocionados por el atentado, que ha regresado a su actividad diaria en medio de una gran presencia policial. La Policía mantiene el cordón de seguridad alrededor de la sede parlamentaria, si bien se han reabierto la estación de metro de Westminster y el histórico puente del mismo nombre, según confirmó un portavoz de Scotland Yard.

Durante la mañana, los forenses terminaron las labores de limpieza del puente, donde ayer podían verse las manchas de sangre de algunas de las víctimas del ataque, que fueron atropelladas por el terrorista, identificado como Khalid Masood, un británico de 52 años con antecedentes penales y posibles conexiones extremistas.

Los diputados reanudaron ayer las sesiones parlamentarias guardando un minuto de silencio a las 9.33 -coincidiendo con el número de placa de Palmer- e instituciones como Downing Street y la sede de Scotland Yard tienen sus banderas a media asta.

Aunque las calles colindantes al Parlamento y atracciones turísticas como el London Eye (la noria a orillas del Támesis) reabrieron al público, el ambiente en el centro de la capital sigue siendo desangelado y lóbrego, con menos transeúntes de lo habitual.

Helicópteros sobrevuelan la zona y decenas de policías con chalecos de alta visibilidad y otros armados con metralletas -algo poco habitual en esta ciudad- vigilan y orientan a los turistas, que se van acercando tímidamente al distrito de Wesminster.

En Scotland Yard, cuartel general de la policía, y Whitehall, la avenida ministerial que conduce a la residencia oficial en el 10 de Downing Street de la primera ministra, Theresa May, yacían ramos de flores en memoria de las víctimas, junto con fotos del policía asesinado. El alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, convocó una vigilia en la plaza de Trafalgar, mientras que en las redes sociales se multiplican los mensajes de solidaridad bajo las etiquetas de “londresfuerte” o “permanecemos unidos”. En los tablones de avisos de las estaciones de metro, el personal ha escrito mensajes alentadores y de solidaridad.