La aldea global

Se armó el patín

Por Txerra Díez Unzueta - Viernes, 24 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Galería Noticia

estuviera o no preparado, en la gala final de Got Talent,Risto Mejide armó un patín de proporciones considerables hace unos días, cuando abandonó el plató de Mediaset, dejando con un palmo de narices a sus tres célebres compañeros de jurado, la gesticulante Eva Hache, la encantadora Edurne y el salvador de audiencias Jorge Javier Vázquez, que no acababan de creerse lo que estaba ocurriendo en el programa, y menos el presentador Santi Millán que salió escopetado tras el fugitivo que encerrado en sus argumentaciones, se negaba a volver a cámara y abandonó las instalaciones de la cadena amiga. Un espectáculo bochornoso, muy del estilo Paolo Vasile, que una vez más, premeditada o espontáneamente, ha vuelto a la senda de la bronca, el numerito y la escandalera en la final de este concurso de méritos y habilidades. La denuncia de Risto sobre un posible amañamiento para designar al ganador de Got Talent, volvió a sobrevolar las redes sociales y la figura del ganador, Antonio El Tekila,bichito friki de dos patas incapaz de trenzar media docena de pasos de baile con acierto, gracia y estilo, pero a pesar de ello el más votado para el triunfo, se convirtió en piedra de escándalo al negarse Risto a aceptar la decisión del personal sembrando la duda de un posible fraude digital en el cómputo de votos por internet. Polémica entre los gestores de la cadena y el empecinado Risto, que a lo mejor se ha metido en jardines encharcados y Telecinco le envía carta de despido, que con el honor no se juega. ”No quiero aplaudir esa payasada, sea quien sea lo que se haya votado” y dio el portazo de despedida, mientras las redes hervían con el asunto y sus circunstancias. Al parecer, algunos habían maniobrado en las votaciones y a través del conocido Forocoches habían entrado por la puerta de atrás en el sistema. Mucho ruido y pocas nueces que animaron una noche de sobresaltos y emociones. Puro Telecinco.