Una abuela maltratada por el juzgado de Aoiz

Mari Carmen Pla Monzón - Viernes, 24 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Efectivamente así me siento porque hasta el momento me ha sido imposible conseguir ver a mis dos nietas una vez al mes, concretamente el tercer sábado de 14 a 16 horas y la víspera de Navidad y Reyes, al que tengo derecho por sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia de Navarra. Presento a continuación el desarrollo de los hechos con el fin de que sean valorados: en julio de 2012 presenté demanda judicial en el juzgado de Aoiz para poder ver a mi primera nieta, ya que a pesar de haber intentado en múltiples ocasiones convencer a los padres de que me lo permitiesen no accedieron a ello. En octubre de 2015 el Juzgado superior de Navarra dictó sentencia, concediéndome el régimen de visitas de dos horas al mes. No llegando a un acuerdo con su padres sobre el horario de visitas, el juzgado de Aoiz (competente para ejecutar la sentencia del Juzgado superior de Navarra) determinó en junio de 2016 que dicho horario fuese de 14 a 16 horas. En enero de 2017, con 7 meses del incumplimiento de sentencia y a instancia mía el juzgado de Aoiz, les impone una multa coercitiva de 20 euros por mes de incumplimiento. A la vista de la irrisoria multa, el incumplimiento de la sentencia les sale casi gratis y yo me encuentro en completa indefensión, no logrando lo que en justicia me corresponde. No he logrado que el juzgado de Aoiz ampare los derechos de mis nietas (en este momento son tres) de tener acceso a su abuela y por ende a toda la familia materna. De momento he solicitado del juzgado de Aoiz que uno de mis hijos, acompañado de una autoridad, pueda recoger a las nietas en su domicilio sin que hasta el momento haya recibido respuesta. Estoy dispuesta a que mis nietas, para evitar que sufran ningún tipo de trauma, sean acompañados por su madre en las primeras visitas. Por otra parte he presentado una queja ante el Tribunal Superior de Justicia de Navarra sobre el desamparo que estoy sufriendo del tribunal de Aoiz. De no recibir respuesta pediré amparo al Defensor del Pueblo.