Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La derogación de la Ley de Símbolos dará “soberanía” a los consistorios

Barkos aclara que el Gobierno no ha emitido informe, pero sí criterio, y reprocha a Beltrán no haber leído el reglamento

Viernes, 24 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Galería Noticia

“El Partido Popular quiere iniciar una guerra de banderas que me parece nauseabunda”

pamplona- La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, volvió a reiterar ayer que la derogación de la Ley de Símbolos no afectará de ninguna manera a las banderas actualmente oficiales de la Comunidad Foral, sino que otorgará a los consistorios navarros la libertad y capacidad de elegir “con qué símbolos se sienten más identificados”. La jefa del Ejecutivo foral tuvo de nuevo que salir al paso de una pregunta formulada por la portavoz del Partido Popular de Navarra, Ana Beltrán.

Barkos criticó que el PPN “quiere seguir retorciendo la cuestión” y subrayó que no colocará la ikurriña en el Gobierno foral. Sin embargo, en el caso de los ayuntamientos, dejó claro que “no podemos decir a los ciudadanos de una población o de otra con qué símbolos se sienten más identificados”.

UXUE BARKOS

Presidenta de Navarra

Además, Barkos advirtió de que “no es cierto que el Gobierno no haya emitido criterio” sobre la proposición presentada por el cuatripartito para derogar la Ley Foral de Símbolos. En concreto, en virtud del reglamento del Parlamento, Barkos explicó que el Gobierno ha expresado la conformidad a través del silencio. “Ese es el posicionamiento técnico del Gobierno, por la no emisión de informe”, precisó, para afirmar que el PPN “ha confundido criterio con informe y no se ha leído el artículo correspondiente del reglamento del Parlamento”.

Por último, la presidenta Barkos echó en cara a Beltrán el empecinamiento por confrontar a la sociedad a través del debate sobre los símbolos, que terminó por considerar como “una guerra de banderas” en la que no tomará parte. “Me parece nauseabundo”, calificó Barkos.

En su turno, Beltrán volvió a bunkerizarse en su argumento y manifestó, a pesar de las inmediatamente anteriores declaraciones de Barkos, que el Gobierno foral “va a imponer la ikurriña en las instituciones navarras”.

La portavoz del PPN dijo que lo que le dan náuseas es el hecho de “haber relegado a un segundo plano en el salón del trono del Palacio de Navarra las banderas oficiales” de la Comunidad Foral. - D.N.