Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Revocan un fallo que quitó la razón a un cliente por una cláusula suelo

La Audiencia estima su recurso y le pagarán lo cobrado de más al no ser negociada ni transparente

Enrique Conde - Viernes, 24 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Fachada del Palacio de Justicia de Pamplona.

Fachada del Palacio de Justicia de Pamplona. (Foto: Unai Beroiz)

Galería Noticia

Fachada del Palacio de Justicia de Pamplona.

pamplona- La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Navarra ha revocado una sentencia del titular del Juzgado de Primera Instancia número 2 de Pamplona que desestimó una demanda presentada por un cliente contra la entidad Caja Rural de Navarra por una cláusula suelo en su contrato hipotecario. Si bien el juez le había dado la razón a la entidad financiera por entender que dicha cláusula había sido negociada individualmente, ahora la Audiencia navarra estima el recurso del demandante y considera que no existió tal negociación y que la cláusula no superaba los controles de transparencia. Por ello condena a la parte demandada a la restitución a los prestatarios de los intereses que éstos hubiesen pagado en exceso por la aplicación del suelo y también se declara abusiva la estipulación de un tipo de interés de demora del 18%.

En la cláusula establecida en el contrato hipotecario del demandante, firmado en julio de 2010, se fijaba para el primer semestre de vigencia del préstamo un interés fijo del 2,5% y para los demás semestres el interés variable que resultara de incrementar el porcentaje del 1,25% el euríbor mensual. El último párrafo de esta larga cláusula, que ocupa diez folios, se titula tipo de interés ordinario mínimoy establece que “pactan las partes expresamente que el tipo de interés ordinario resultante de lo anteriormente pactado no podrá ser nunca inferior al 2,25% anual”.

SIN INFORMACIÓN COMPLETA La Audiencia concluye que “no se acredita de manera suficiente que se suministrara al demandante -información adecuada y completa de que la cláusula suelo se trata de un elemento definitorio del objeto principal del contrato”. El tribunal entiende que “al tratarse el demandante y su esposa de unos consumidores (condición no negada de contrario) que conciertan el crédito hipotecario, y sentado también que ni el texto del contrato, ni la oferta previa ni la actuación notarial aportaron información suficiente para ello, para superar el standard de transparencia requerido”, dice la Sala, que “deberíamos analizar cuál fue la información precontractual facilitada por la entidad bancaria a su cliente sobre la cláusula suelo y sus concretas consecuencias para el consumidor en función de la evolución de los tipos de interés”.

La Audiencia recalca que la “prueba esencial aportada al respecto” además del interrogatorio de la demandante, fue el testimonio del empleado de la entidad financiera que llevó la contratación del préstamo con ellos. Este, según la Sala, manifestó que a los demandantes “se les informó de todas las condiciones del préstamo, incluido el tipo mínimo, entregándoseles y explicándoseles la oferta vinculante” y, en base a este solo testimonio, “no cabe considerar probado que la información suministrada permitiera a los demandantes percibir que la cláusula suelo definía el objeto principal del contrato, con potencial incidencia en el contenido de su obligación de pago y, con ello, tener un conocimiento que le supondría concertar el contrato con una u otra entidad, o una u otra modalidad de préstamo, de entre los varios ofertados en el mercado”. En la sentencia se pone de manifiesto que “para entender que la oferta vinculante comporta una información transparente, no basta” con que la misma incorpore simplemente la mención a los puntos mínimos y máximos del euríbor y “sin ninguna explicación o información añadida que aportara alguna información específica sobre el juego de la cláusula suelo en la economía del contrato y sobre las consecuencias económicas que habría de tener para el consumidor contratante en caso de aceptar la oferta en lugar de otro préstamo con otras condiciones”.