Comienza la instalación de pararrayos en árboles singulares de la capital

El primero se ha colocado en una de las secuoyas de la Taconera, de unos 40 metros de altura

Viernes, 24 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Colocación, a los pies de una secuoya, de la parrilla que dispersa la electricidad y evita daños en árbol y entorno.

Colocación, a los pies de una secuoya, de la parrilla que dispersa la electricidad y evita daños en árbol y entorno. (Foto: cedida)

Galería Noticia

Colocación, a los pies de una secuoya, de la parrilla que dispersa la electricidad y evita daños en árbol y entorno.

pamplona- El Ayuntamiento ha iniciado un plan para instalar, de forma progresiva, pararrayos en árboles singulares de distintas zonas de Pamplona. Será en aquellos que, según los técnicos, tienen más posibilidades de verse afectados por el aparato eléctrico de las tormentas, que suelen producir daños en la masa arbórea.

Hay dos objetivos para la puesta en marcha de este plan. Por un lado estos árboles son ejemplares que presentan un interés relevante por su valor biológico, estético, cultural, o por su edad;además, por su especial altura, y porque destacan sobre las masas arbóreas de las que son parte, tienen una mayor probabilidad de recibir un rayo. Por otro, cuando un árbol desprotegido recibe una descarga, esta sale a través de las raíces disipándose en el suelo y creando a su alrededor el llamado voltaje de paso con capacidad para trasmitírsela a animales y personas de su entorno.

Ya se ha instalado el primero de los pararrayos y para ello se ha elegido una de las secuoyas de la Taconera de aproximadamente 40 metros de altura. Operarios municipales con personal especializado en trepa y técnicos de la empresa Doctor Árbol, colocaron un pararrayos de cobre en el ejemplar, de forma que las posibles descargas eléctricas bajen a una toma de tierra que, mediante una parrilla difusora enterrada a una profundidad de 50 cm, disperse la electricidad evitando daños en el árbol y en su entorno. - D.N.