Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Cirugía Mayor Ambulatoria del CHN atiende a 1.793 pacientes en 2016

La nueva unidad, con 8 boxes individuales, garantiza la intimidad y el acompañamiento familiar

Amaia Rodríguez Oroz Oskar Montero - Sábado, 25 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

pamplona- La Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA) del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) atendió en 2016 un total de 1.793 pacientes, la mayoría de ellos en las especialidades de Otorrinolaringología y Oftalmología (569 y 550 respectivamente). Con las nuevas instalaciones, en uso desde el pasado 27 de febrero, esta unidad ha permitido triplicar la superficie disponible hasta ahora, garantizando así la intimidad de los pacientes y posibilitando el acompañamiento de las familias. “Ha sido una grandísima mejora”, destacó ayer el consejero de Salud del Gobierno de Navarra, Fernando Domínguez, durante una visita a las nuevas instalaciones en la que estuvo acompañado por el gerente del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, Óscar Moracho;el gerente del CHN, Antonio Merino;el director médico, Jesús Berjón;la directora de Cuidados Sanitarios, Maite Soria;el coordinador de la CMA, Francisco Ibáñez;así como por la responsable de Enfermería de la unidad, Lourdes Gómez.

La Cirugía Mayor Ambulatoria engloba los procedimientos quirúrgicos terapéuticos o diagnósticos realizados con anestesia general, loco-regional o local, con o sin sedación, que requieren cuidadas postoperatorios de corta duración, por lo que no necesitan ingreso hospitalario. “Habitualmente, los pacientes están un mínimo de 45 minutos y un máximo de 4 o 5 horas”, destacó el subdirector quirúrgico Jon Ariceta. Los procedimientos más frecuentes realizados en esta unidad durante 2016 fueron escisiones de lesiones cutáneas, cirugía de ojo (cataratas, vitrectomías), de tímpano (miringotomías, miringoplastias) y rizolisis (tratamiento del dolor en algunas patologías articulares). Dentro de su cartera de servicios, presta atención a las especialidades de Otorrinolaringología (sección oído), Oftalmología, Neurocirugía, Unidad del Dolor Crónico, Dermatología, Radiología, Intervencionista, Cirugía General (sección colorrectal). “A partir del mes de abril está previsto que comencemos a trabajar como estancia 0 para el Área del Corazón, que irá incrementando sus procedimientos no siempre quirúrgicos”, adelantó Lourdes Gómez.

8 boxes con baño individualLas nuevas instalaciones, dotadas de luz natural, cuentan con 215 metros cuadrados frente a los 65 metros cuadrados existentes anteriormente. Se ha ampliado el número de espacios asistenciales, pasando de 5 a 8, y se ha optado por habilitar boxes individuales, con el objetivo de garantizar la intimidad de los pacientes y de mejorar s confortabilidad, cada uno, además, con baño propio. En la anterior ubicación existía un único aseo para todos situado en un pasillo. Este nuevo espacio permite también que las familias puedan acompañar a los pacientes durante su permanencia en la unidad, algo que antes no era posible dado el reducido espacio existente. “En un primer momento dudamos de cómo sería la vigilancia al paciente al habilitar boxes individuales, aunque lo hemos controlado monitorizando todas las habitaciones, que son controladas desde los dos puestos de enfermería que hay en la unidad”, subrayó Gómez. Además, en las nuevas instalaciones los profesionales disponen de mayor amplitud para desempeñar su labor. En cuanto a la sala de espera, se trata de un espacio común tanto para la sala de Despertar de la Unidad de Endoscopias como para la de CMA.

funcionamiento de la unidadLa unidad de CMA presta atención de 8.00 a 17.30 horas. Una vez el paciente accede a las instalaciones del CHN y es atendido por el personal de admisión, se le acompaña hasta la sala de espera. A continuación, el personal de enfermería acompaña al paciente al box individual y posteriormente es trasladado en camilla hasta el correspondiente quirófano. Tras el procedimiento específico, el paciente regresa al box individual, donde personal de enfermería le realiza una atención postoperatoria. Tras un tiempo estimado se procede a levantar al sillón al paciente y se permite la entrada de un acompañante. Después, se realiza una prueba de tolerancia oral y un control de primera micción en caso de ser necesario. Finalmente, se gestiona el alta del paciente para su regreso al domicilio.