Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Las lesiones no merecen más de 5 años de cárcel

Sábado, 25 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

la audiencia navarra afirma que...

La Audiencia Provincial asegura, en lo que hace referencia al delito contra la integridad física de los guardias civiles y sus parejas, que “no estamos en presencia de un delito grave”, ya que “no consta que nos encontremos respecto del resultado lesivo causado ante penas superiores a los cinco años”. La lesión más grave fue la sufrida por el teniente, una fractura desplazada de tobillo. El sargento resultó policontusionado, mientras que sus parejas sufrieron una tendinitis y una contractura.

las claves

Aunque el artículo 573 del Código Penal que define el delito de terrorismo sí incluye en su descripción típica el delito de atentado a agente de la autoridad, conducta sancionada en el artículo 550, “éste no excede de la pena de cinco años de prisión, por lo que no estamos en este caso ante un delito grave, dada la penalidad contemplada”, advierte la Audiencia Provincial. En cuanto al supuesto delito de odio, no aparece incluido en el artículo 573 del Código Penal.

No se produjo hostigamiento dentro del bar

Los magistrados de la Audiencia Provincial destacan que “no puede desconocerse” que los hechos se producen “con ocasión de la entrada de uno de los investigados” en el bar donde estaban los dos guardias civiles y sus parejas, “sin que hasta ese momento en el establecimiento, salvo algún hecho circunstancial, fueran objeto de hostigamiento, pese a haber estado en él cierto tiempo”, como los propios denunciantes admitieron durante la instrucción.

Un hecho casual, no premeditado ni organizado

La Audiencia Provincial de Navarra afirma en el auto que “nos encontramos ante un hecho en principio casual”, por lo tanto no planificado. “Si bien existe un movimiento Ospa con la finalidad de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado salgan de aquí, no existen indicios suficientes de que los hechos ocurridos el día 15 de octubre fueran la materialización en un acto concreto con aquella finalidad, por más que alguno de los investigados forme parte del mismo”.

No se alteró la paz pública ni el orden constitucional

El tribunal afirma que de la existencia del movimiento Ospa y de las expresiones que pudieron referirse en la madrugada de los hechos a los denunciantes por su cualidad de guardias civiles, “no puede deducirse que lo que se pretendiese con ese acometimiento” fuera “subvertir el orden constitucional, suprimirlo o desestabilizar gravemente su funcionamiento, obligar a los poderes públicos a hacer algo, alterar gravemente la paz pública o generar un estado de terror”.