Por fin

El derecho al euskera y al castellano

por JAVIER ARIZALETA - Sábado, 25 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Galería Noticia

Las pegas que se le están poniendo a la modificación de la Ley del Euskera advierten por sí mismas de las intenciones. El euskera en Navarra sigue vivo muy a pesar de muchos que han intentado enterrarlo. Ahora los mismos sacan argumentos tan mezquinos como que el 84% de los navarros no saben euskera. Lo que no dicen es que buena parte de ese 84% ha trabajado para que el euskera renazca. Muchos de los que todavía no hablamos euskera, sabemos que para que sobreviva va a necesitar que surja una nueva Ley que no solo lo permita si no que lo haga posible en todos los ámbitos. En Tierra Estella hay mucha gente que lo tiene claro. No es normal que zonas como Amescoa, Yerri o Valdega se mantengan fuera de la zona mixta. El porcentaje de hablantes del euskera se va incrementando gracias a que muchos padres han ido apostando por recuperar este tesoro a costa a veces de no hablarlo con sus hijos. No sé sabe qué líneas rojas pretenden algunos hacernos creer que se cruzan cuando cualquier municipio de Tierra Estella se postula para hacerle un hueco al euskera. Y eso por no hablar de quienes lo ponen en la balanza de los argumentos partidistas. El euskera ha ido creciendo en nuestra Merindad gracias a la labor de las ikastolas primero y al modelo D de Remontival. También a los numerosos euskalteguis que afrontan la tarea de enseñar el idioma en los rincones más inesperados. El euskera ha sobrevivido y puede crecer y para ello es necesaria la modificación de la Ley del Euskera pero no con los criterios de quienes han intentado que fuera una lengua muerta. No. Esos hay que desterrarlos y trabajar en todos los ámbitos con la ambición de que aquí, por fin, se viva en euskera y en castellano por que ése es nuestro derecho.