El TAN anula parcialmente la plantilla de Tudela de 2016

LAB presentó el recurso contra la selección de puestos de técnico-coordinador
Puede afectar a la de 2017 que se vota este lunes

Fermín Pérez-Nievas - Sábado, 25 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

El alcalde, Eneko Larrarte, durante un pleno y, junto a él, la edil Marisa Marqués.

El alcalde, Eneko Larrarte, durante un pleno y, junto a él, la edil Marisa Marqués. (FERMÍN PÉREZ-NIEVAS)

Galería Noticia

El alcalde, Eneko Larrarte, durante un pleno y, junto a él, la edil Marisa Marqués.

tudela- El Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) ha anulado de forma parcial la plantilla orgánica del Ayuntamiento de Tudela de 2016 por la creación de la figura de técnico-coordinador para seis áreas administrativas de la organización municipal. Así lo señaló ayer el sindicato LAB en un comunicado recordando que “desde el principio exigimos que los tres puestos vacantes se ofertaran a concurso de méritos al personal del mismo nivel”.

Según explicaron, “en la nueva organización del Ayuntamiento traída por este equipo de gobierno para el 2016, se crearon 6 puestos de técnico-coordinador a la cabeza de diferentes unidades administrativas, tres de esos puestos se les adjudicaron a funcionarios que ya venían desempeñando funciones en alguna de esas unidades, y los otros tres puestos están vacantes”. Sobre esos tres puestos son sobre los que presentó el sindicato LAB el recurso cuya sentencia favorable califican de “importante”, porque por un lado, “resuelve positivamente el derecho que tiene el personal fijo del nivel B a optar a estos puestos vacantes” y, por otro, “evidencia que la capacidad de autoorganización de la parte política no está por encima de los derechos laborales”.

Desde LAB se pide al tripartito (I-E, PSN y Tudela Puede) que la resolución “se ejecute en breve modificando la plantilla del 2016 y anulando la convocatoria del puesto de técnico coordinador de Educación (también recurrida al TAN)”. Además, llaman la atención sobre el hecho de que el Consistorio el próximo lunes va a debatir y votar en pleno ordinario la plantilla orgánica para 2017 que también se ve afectada por esta resolución. “Esperamos que venga corregida en cumplimiento de esta sentencia”, concluyeron ayer desde LAB.

desde 2015La aprobación de la plantilla de 2016 contó con la única oposición (entre los sindicatos) de LAB que ya anunció que recurriría ante el TAN. En diciembre de 2015 señalaron que los puestos denominados como de “libre designación” habían pasado “de 6 con UPN a 14 con el tripartito, un aumento del 133%” y manifestaron que los puestos de responsables de Centros de Gestión “hasta ahora a proveer por concurso de méritos, serán elegidos a dedo”.

LAB entendía que al ser puestos directivos el Ayuntamiento está obligado a cumplir el Reglamento de Provisión de Puestos, donde se establece el concurso de méritos para cubrir los puestos directivos vacantes, “a los que solo puede acceder el personal fijo del mismo nivel”. Sin embargo, tal y como se habían configurado en la plantilla orgánica denunciada, según LAB, “se impedía a este personal poder presentarse. De hecho, en diciembre se publicó la convocatoria para el puesto de técnico coordinador de Educación, a la que se no se ha podido presentar este personal”, concluyen.

El Ayuntamiento, por su parte, ha defendido continuamente que no eran puestos directivos, “llegando incluso a modificar el reglamento organizativo del Ayuntamiento para denominarlos ‘puestos de índole técnica, con funciones de mando’, en el pleno del pasado mes de febrero”.

Para LAB, la resolución del TAN es clara, “afirma que esos cargos sí tienen carácter directivo y, por lo tanto, han de ser provistos como dispone la normativa aplicable, que marca el límite intraspasable de la citada potestad de autoorganización.” Además se ha de reflejar en plantilla de forma específica la retribución por complemento directivo, anulando parcialmente, en lo que a estos puestos atañe, la plantilla orgánica del 2016.

Durante las negociaciones de 2015, LAB acusó al alcalde, Eneko Larrarte, de “inventar un procedimiento sin garantías ni transparencia, y en el que quienes quieran concurrir no tendrán ningún mecanismo de defensa legal que garantice la objetividad de la selección pues la provisión del puesto es a dedo”.