Efímero Capital del arte

Sábado, 25 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

El concejal de Cultura, Javier Gómez, Marta Pérez Pinilla y Mikel Pau Casado Buesa en la presentación del certamen de ‘Des-Adarve’.

El concejal de Cultura, Javier Gómez, Marta Pérez Pinilla y Mikel Pau Casado Buesa en la presentación del certamen de ‘Des-Adarve’. (Foto: Cedida por ‘plaza Nueva’)

Galería Noticia

El concejal de Cultura, Javier Gómez, Marta Pérez Pinilla y Mikel Pau Casado Buesa en la presentación del certamen de ‘Des-Adarve’.Patio de la Casa del Almirante, actual sede de Castel Ruiz.Palacio del Marques de San Adrián, sede de la Uned.

En las antiguas ciudades musulmanas un adarve era un callejón sin salida, que podía cerrarse y que daba acceso a las viviendas situadas en él. Lejos de este aire endogámico, dos jóvenes tudelanos han creado un certamen de arte efímero que bajo el nombre de Des-Adarve quiere abrir puertas al tiempo que busca unir el pasado histórico y cultural de la ciudad con las nuevas tendencias artísticas. La intención es poner en valor y redescubrir espacios del patrimonio de Tudela dando usos nuevos “a los que no estamos acostumbrados” y llegar más allá de la población de la ciudad compaginándolo con la vocación social de acercar otras formas de entender el arte. Así, la capital ribera acogerá este certámen en septiembre que se desarrollará en cinco patios y edificios emblemáticos de la ciudad: los palacios de Marqués de Huarte (Biblioteca), de San Adrián (UNED), la Casa del Almirante, el Palacio Decanal y la residencia de la Real casa de Misericordia.

Además de la muestra de obras efímeras durante la semana que dure su exposición, también se desarrollarán una serie de actividades complementarias como talleres, visitas guiadas, debates, conciertos, la grabación de un vídeo, un concurso de fotografía e incluso sesiones de Arteterapia con los residentes de la Tercera Edad.

La temática del certamen se centra en las atmósferas y los sentidos ya que “transformar la manera de percibir un espacio y en qué centramos nuestra atención puede llevarnos a descubrir nuevos aspectos ocultos y sorprendentes de los lugares y nuestra forma de habitarlos. La luz, el color, los aromas, las texturas, la profundidad y los huecos, la temperatura o los sonidos, son todos componentes de las sensaciones que nos brindan los sentidos de un lugar.”, explicó Marta Pérez Pinilla que junto con Mikel Pau Casado Buesa han puesto en marcha este certamen.

Está destinado a menores de 30 años licenciados en Bellas Artes o Arquitectura, si bien uno de los espacios (la Casa del Almirante) se reserva para los estudiantes de primer año o para aquellos que estén cursando estudios en la Escuela de Artes. El concurso está abierto a todo el país y de entre los proyectos que lleguen a Tudela se elegirán cinco (que contarán con una ayuda de 1.250 euros para su realización) para que se instalen en el espacio elegido y se puedan contemplar entre los días 9 y 17 de septiembre. Un jurado compuesto por los artistas Susana Ramos y Manuel Aramendia y la arquitecta Belén Esparza, elegirá al ganador que recibirá un premio de 2.000 euros. Una de las condiciones de los trabajos seleccionados es que no alteren ni dañen los edificios y se tendrá muy en cuenta, según explicó Casado, “que sean interactivas con el público, se dialogue con el espacio no tenga impacto medioambiental, porque se valorará que las propuestas tengan en cuenta el material y qué va a ser de ellos después”.

Uno de los pilares del arte efímero radica en ver “como evoluciona la obra, no sólo por el paso de las personas, y como interactúan con ella, sino también en cómo le pueden afectar las condiciones climatológicas, cómo se degrada y evoluciona”. El auge del arte efímero surgió cuando las obras alcanzaron un precio muy elevado y “se mercantilizaba” la creación por lo que se trataba de “reivindicar que el arte debe estar más allá de la cuestión económica y no puede ser un producto de consumo”.

La intención del Consistorio es que este certamen Des-Adarve se celebre una vez cada dos años “con la posibilidad también de buscar otros espacios en otras localidades de la Ribera lo que daría un plus a esta convocatoria”.