Vaya bolongo

L’equip petit

Por Ana Belasko - Domingo, 26 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

la primera vez que presencié un partido de fútbol infantil no salía de mi asombro ante la desagradable actitud del entrenador de uno de los equipos, que gritaba sin parar a aquellos canijos de 5 ó 6 años, y, según me aseguraron, dejaba siempre en el banquillo a varios chavales porque le parecían unos torpes. Prometí no volver a un espectáculo así pero, cosas de la vida, mis hijos decidieron practicar este deporte.

Desde entonces he visitado decenas de campos de toda Navarra, casi siempre muerta de frío. En todo este tiempo, he sido testigo de cómo algunos padres gritan e intentan dirigir la jugada de sus vástagos desde la grada y he sentido a personas maleducadas y fanfarronas con los contrarios derrotados. Pero, para ser sincera, nunca me ha tocado soportar insultos, ni mucho menos ver a una parte del público enzarzada a puñetazos.

Somos miles los padres que sabemos que el fútbol es sólo un juego que gusta a rabiar a muchos niños y jóvenes y no se nos pasa por la cabeza que darle patadas a un bolo vaya a ser su trabajo de adultos. Claro que hay progenitores con una fe ciega e irracional en el futuro futbolístico de sus hijos y gentes violentas que vierten su ira delante de los chavales. A todos ellos les recomiendo un vídeo que hace años circula por internet y que es una pura delicia. Busquen L’equip petit.