Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Una academia de Pamplona capta fondos para impulsar un modelo de robot educativo

Quiere lanzar en Navidades Innovi, un aparato para poder enseñar programación

Domingo, 26 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Feligreras, uno de los impulsores, junto a un prototipo.

Feligreras, uno de los impulsores, junto a un prototipo. (CEDIDA)

Galería Noticia

Feligreras, uno de los impulsores, junto a un prototipo.

pamplona- Una academia de Pamplona que enseña robótica educativa ha iniciado recientemente una campaña de crowdfunding para intentar recabar aportaciones económicas para preparar un prototipo. Esperan reunir al menos 6.520 euros para preparar un robot educativo que puede adoptar una forma bípeda o con ruedas y con el que pretenden iniciar al alumnado en programación. La aspiración del proyecto, bautizado como Innovi, es lanzarlo en Navidades.

“La tecnología esta avanzando a unos pasos muy grandes. Cada vez son más los procesos que se automatizan con robots y dentro de unos pocos años, la demanda de personal con estos tipos de conocimientos aumentará mucho. El objetivo de estos robot educativos es adentrar en el mundo de la programación de robot a los niños y niñas desde una temprana edad”, explica uno de los impulsores de esta iniciativa, Juan Feligreras, que trabaja en programación e impresión 3D.

El proyecto, que busca financiación a través de goteo.org, una plataforma de crowdfunding, pretende que estudiantes puedan construir estos robots, y que aprendan a programar mediante la preparación de bloques que, después, conforman por así decirlo el cerebro del aparato. La idea es que, más adelante, con más edad, ese alumnado pueda ya a programar con código puro. “Al final, la robótica tenemos que tomarla como el que aprende un idioma desde temprana edad, cuando llegan a los 18 años ya tienen la mayor parte del recorrido hecho. Tenemos que tener en cuenta que las niñas y niños son auténticas esponjas asimilando conceptos. Además, la robótica es algo más que el simple hecho de aprender código, es divertido”, apunta Feligreras.

Él forma parte, junto a la educadora Eider Zabalegui, de la academia Innovaland, creada en 2016 y mediante la que ofertan formación para estudiantes y adultos en cuestiones vinculadas a las nuevas tecnologías. Si Innovi sale adelante, se tratará de su primer prototipo comercial. -G.M.