a menos de 24 h del plazo para el acuerdo

El Sinn Féin da por rotas las negociaciones con los unionistas en Irlanda del Norte

d.n. - Lunes, 27 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 10:35h

Gerry Adams,Mary Lou McDonald, yMichelle O'Neill, con el féretro del ex viceministro principal y líder del Sinn Féin Martin McGuinness durante su funeral en Derry.

Gerry Adams,Mary Lou McDonald, yMichelle O'Neill, con el féretro del ex viceministro principal y líder del Sinn Féin Martin McGuinness durante su funeral en Derry. (EFE)

Galería Noticia

Gerry Adams,Mary Lou McDonald, yMichelle O'Neill, con el féretro del ex viceministro principal y líder del Sinn Féin Martin McGuinness durante su funeral en Derry.

PAMPLONA.El ministro de Reino Unido para Irlanda del Norte, James Brokenshire, deberá decidir si da más tiempo a los partidos regionales para formar gobierno, recupera tal poder para las autoridades británicas o convoca nuevas elecciones, tras el fracaso de las negociaciones.

Los partidos norirlandeses tenían de plazo hasta las 16.00 (hora peninsular española) para llegar a un acuerdo sobre la formación de gobierno, tras los comicios anticipados celebrados el pasado 2 de marzo, que dieron la victoria a los unionistas del DUP, con solo un escaño de ventaja sobre los republicanos del Sinn Féin.

El Gobierno norirlandés cayó el 9 de enero cuando el viceministro principal, Martin McGuinness, dimitió en señal de protesta por la costosa reforma energética impulsada por la ministra principal y líder del DUP, Arlene Foster.

El primer ministro irlandés, Enda Kenny, sugirió la semana pasada que el Gobierno británico propusiera una prórroga del plazo a las partes, pero el presidente del Sinn Féin, Gerry Adams, se negó mostrándose seguro de que cumplirían con la fecha límite.

Sin embargo, el Sinn Féin dio por concluidos los contactos el domingo por considerar que era imposible llegar a un acuerdo sobre el uso del irlandés, los derechos de la comunidad homosexual y la investigación del conflicto armado.

El 'número dos' del DUP, Nigel Dodds, ha acusado al Sinn Féin de no tomarse en serio estas negociaciones para forzar una nueva votación en la que creen que conseguirían recuperar la mayoría republicana que ha regido la Asamblea norirlandesa desde 1921.

"Este ha sido el peor proceso de negociaciones en el que he participado. Ni siquiera hemos tenido una ronda de discusiones. Eso te da una idea de la táctica general del Sinn Féin", ha dicho, por su parte, Tom Elliott, del Partido Unionista del Úlster (UUP).

"Lamentamos mucho que no hayamos avanzado lo suficiente, pero creo que volveremos a estas cuestiones cuando tengamos el espacio para hacerlo", ha dicho este lunes a BBC Radio Conor Murphy, un alto cargo de la formación republicana.

Murphy ha revelado que el ministro británico para Irlanda del Norte ha comunicado a los partidos políticos que el martes hará un comunicado en Westminster. Interrogado sobre este asunto, el portavoz de Brokenshire no ha querido pronunciarse.

En el caso de que no conceda una prórroga para las negociaciones, Brokenshire tendrá que decidir él mismo sobre la formación de gobierno o convocar elecciones, lo que supondría la primera intervención británica en la política norirlandesa desde 2007.

De celebrarse nuevos comicios, serían los terceros en el último año, por lo que, según analistas políticos consultados por Reuters, en este caso Brokenshire, aunque hiciera la convocatoria, no fijaría fecha.

NEGOCIACIONES ROTAS El partido nacionalista irlandés Sinn Féin ha anunciado que da por rotas las negociaciones para la formación de un gobierno de coalición con los unionistas en Irlanda del Norte a menos de 24 horas de que se cumpla el plazo establecido y por tanto se abre la posibilidad de que se convoquen nuevas elecciones.

"Este proceso de negociaciones ha agotado su recorrido. El Sinn Féin no va a apoyar mañana ningún nombramiento para portavoz del Ejecutivo", ha apuntado desde Belfast la líder del Sinn Féin en Irlanda del Norte, Michelle O'Neill, según recoge la prensa norirlandesa. El portavoz del Ejecutivo es el vice ministro principal, contemplado como pieza clave del autogobierno norirlandés según los Acuerdos del Viernes Santo que pusieron fin a décadas de conflicto armado.

Con esta negativa se podría llegar a las 16.00 horas del lunes, fecha límite para la consecución de gobierno. A partir de ese momento, el Gobierno británico podría convocar nuevas elecciones en Irlanda del Norte como las del pasado 2 de marzo, en las que el Partido Unionista Democrático (DUP, 29,2 por ciento) se impuso al Sinn Féin (24 por ciento).

Por el momento la líder del DUP, Arlene Foster, ha expresado su disposición a seguir negociando, aunque reconoce que "hay poca base para creer que el Sinn Féin quiera lograr un acuerdo", según declaraciones recogidas por la BBC.

CAÍDA DEL GOBIERNO DE COALICIÓN Las elecciones se convocaron de forma anticipada tras la dimisión el pasado 9 de enero del vice ministro principal, el histórico líder del IRA y del Sinn Féin Martin McGuinness, fallecido el 21 de marzo. McGuinness dimitió en protesta por la decisión de la ministra principal Arlene Foster de no apartarse del cargo para facilitar la investigación sobre un polémico programa energético.

El Sinn Féin considera que el Incentivo para la Calefacción Renovable (RHI, por sus siglas en inglés) ha costado a los contribuyentes cientos de millones de libras de forma irresponsable.

La dimisión de McGuiness supuso automáticamente la destitución de Foster --aunque retuvo ciertas competencias-- conforme a lo recogido en los protocolos conjuntos del acuerdo de coalición entre republicanos y unionistas. Tras la dimisión, el ministro británico para Irlanda del Norte convocó elecciones anticipadas.

En los comicios, DUP y Sinn Féin se confirmaron como los principales partidos, pero el DUP perdió parte de su apoyo y el Sin Féinn creció significativamente y quedó solo un escaño por detrás de los unionistas.