Delphine Boël revela que su primera escultura siendo niña fue “un trono”

La hija ilegítima del rey emérito Alberto II explica, en uno de sus mejores momentos, que el arte es “su vía de escape”

Lunes, 27 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

bruselas- La artista Delphine Boël, la presunta hija ilegítima del rey emérito Alberto II y hermana menor del actual monarca, Felipe de Bélgica, explicó en una entrevista que el arte es “su vía de escape” y que su primera escultura siendo niña fue “un trono”.

Boël interpuso en 2013 una demanda de paternidad tras la abdicación de Alberto II, que estos días está pendiente de que un juez decida si debe o no someterse a la prueba de ADN.

Esta espera crucial en su proceso de reconocimiento ha coincidido en el tiempo con uno de sus mejores momentos como artista, ya que el Musee d’Ixelles de la capital belga le dedica una exposición retrospectiva, Delphine Never Give Up.

“Siendo pequeña, en una de mis primeras clases de arte me encargaron hacer la escultura de una silla y a mi me salió un trono, porque eso es lo que salió de las entrañas. En esos días nadie sabía que yo era hija de Alberto II. Yo no quería que fuera un secreto, pero no tenía más remedio”, explicó. “Creo que el trono fue el principio de mi voz en el arte. Y a la vez mi arte es mi voz, mi forma de expresión. Desde el principio ha sido autobiográfico, sobre mi familia, mi sangre, sobre ser belga”, añadió.

Dos docenas de esculturas y lienzos muestran el espíritu colorista del artista, en una obra que podrá verse en el museo del centro de Bruselas hasta mediados de mayo. - Efe