El Gobierno estudia reconocer la ‘desconexión digital’ del trabajo

Francia es el único país en aceptar el derecho a no responder llamadas ni correos fuera del horario laboral

Martes, 28 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

MADRID- El Ministerio de Empleo y Seguridad Social está estudiando la posibilidad de impulsar una nueva normativa que reconozca el derecho de los trabajadores a la desconexión digital una vez finalice su jornada laboral.

Así consta en la respuesta del Ejecutivo al diputado del PDeCAT Carles Campuzano, que había pedido saber si el Gobierno tenía previsto impulsar el reconocimiento de este derecho, a imagen y semejanza de la última regulación laboral aprobada en Francia.

Francia ha sido el primer país en establecer límites a estas situaciones. Desde el 1 de enero de 2017, una nueva ley obliga a las compañías con más de 50 empleados a negociar el derecho a la desconexión, lo que significa el derecho a no responder a los mails o a los mensajes profesionales fuera del horario de trabajo. Un proyecto que se ha quedado descafeinado en la medida en la que no establece ninguna obligación, con lo que probablemente la desconexión digital quedará limitado a un código de buenas prácticas.

“La Secretaría de Estado de Empleo está estudiando la posibilidad de una regulación que reconozca el derecho de los trabajadores a la desconexión digital de su empresa, una vez finalizada su jornada laboral”, contestó el Ejecutivo al diputado.

El derecho de los trabajadores a desconectar de su trabajo y a no recibir mensajes ni correos electrónicos una vez concluida su jornada laboral ya fue llevado al Congreso por En Comú Podem. Así, la formación catalana registró en la Cámara Baja una proposición de ley en la que pedía al Gobierno aprobar una regulación en este sentido, previo acuerdo con los agentes sociales, con el fin de evitar que los empleados continúen trabajando tras finalizar su jornada y garantizar el descanso necesario.

Asimismo, reclamaba un plan de uso de las tecnologías de comunicación fuera de la jornada laboral y la realización de un estudio que analice si el uso intensivo de estos dispositivo puede llegar a provocar problemas de adicción o dependencia en el trabajador. - E.P.