El teatro navarro entró en el Parlamento

El Gobierno foral y la Cámara reivindicaron en un acto conjunto la necesidad de este arte

Ana Oliveira Lizarribar Patxi Cascante - Martes, 28 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

De izquierda a derecha y de arriba abajo, un momento de la lectura del mensaje de Huppert a cargo de Ana Artajo y Oier Zuñiga;vista general del acto en el atrio del Parlamento;algunos de los profesionales que acudieron invitados y Leire Ruiz e Iratxe Ga

De izquierda a derecha y de arriba abajo, un momento de la lectura del mensaje de Huppert a cargo de Ana Artajo y Oier Zuñiga;vista general del acto en el atrio del Parlamento;algunos de los profesionales que acudieron invitados y Leire Ruiz e Iratxe García Uriz, en el Gayarre con ‘Dario Fo en esencia’.

Galería Noticia

De izquierda a derecha y de arriba abajo, un momento de la lectura del mensaje de Huppert a cargo de Ana Artajo y Oier Zuñiga;vista general del acto en el atrio del Parlamento;algunos de los profesionales que acudieron invitados y Leire Ruiz e Iratxe Ga
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

pamplona - Muchos contaban que era la primera vez que entraban en el edificio. Demasiados. En el Parlamento de Navarra. Y es que ayer fue la primera vez que la Cámara abrió sus puertas a la celebración del Día Mundial del Teatro, lo que hizo que su atrio acogiera a gentes acostumbradas a pisar otros escenarios y a actuar ante públicos menos institucionales. En cualquier caso, el gesto gustó, seguramente por inédito, y el acto organizado conjuntamente por el Gobierno de Navarra y la Cámara reunió a algunos, no muchos, de los representantes más activos del teatro navarro en torno a un acto con lecturas dramatizadas en euskera y castellano. Y con un discurso de la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez, centrado en la reivindicación de este arte como “herramienta colectiva y transformadora de las distintas realidades que vivimos”.

El acto contó con la plana mayor del departamento de Cultura, encabezada por la consejera, Ana Herrera, y seguida por el director general, Fernando Pérez, y las jefas de servicio Asun Maestro (Bibliotecas) y Dori López Jurío (Acción Cultural) y de sección Yolanda Osés (Creación y Difusión Artística) y Camino Barcenilla (Recursos y Desarrollo Estratégico), entre otros, así como por parlamentarios de todos los partidos con representación en la Cámara y por la directora del área de Cultura del Ayuntamiento de Pamplona, Maitena Muruzábal. También asistieron responsables de espacios escénicos como la directora del Gayarre, Grego Navarro;el gerente de la Fundación Baluarte, Félix Palomero;Carlos Bernar, al frente de la programación en el Museo Universidad de Navarra, y el presidente de la Fundación Auditorio Barañáin, Txuma Huarte. Pero, como es lógico, la presencia más concurrida fue la de los profesionales del teatro navarro. Allí estuvieron la actriz y productora Belén Otxotorena;la actriz, directora y profesora Emi Ecay;el actor Carmelo Gómez;la directora y productora Ana Maestrojuán, su socio en Producciones Maestras, Ángel García Moneo;el mago Iurgi Sarasa;la directora Laura Laiglesia, responsable de la Escuela Butaca 78;distribuidoras como Belén y Josi Álvarez, de Quiero Teatro;profesores de la Escuela Navarra de Teatro (ENT) como Fuensanta Onrubia y María Sagüés, y el Premio Príncipe de Viana de la Cultura 2016, Ignacio Aranguren. También representantes del teatro aficionado, como Ariane Irure y Josu Castillo, vicepresidenta y vocal, respectivamente, de la Federación de Teatro Amateur de Navarra, entre otros.

La periodista Amaia Madinabeitia ejerció de maestra de ceremonias de un acto en el que la actriz Ana Artajo y el actor Oier Zuñiga compartieron la lectura del Mensaje del Día Mundial del Teatro -escrito por Isabelle Huppert-, en castellano y en euskera, para lo que contaron con la ayuda de Helena Amondarain. Y en el que Ion Barbarin llevó a cabo la lectura dramatizada en euskera de un fragmento de Esperando a Godot, de Samuel Beckett, encarnando a la vez a Didi (Vladimir) y a Gogo (Estragón), y Maider Lecumberri hizo lo propio con Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores, de Federico García Lorca. Pero antes de nada, la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez, dirigió una pequeña alocución a los presentes, en la que valoró el esfuerzo de aquellos que “tienen el teatro metido en vena”. “Solo así es posible dejar huella en el público, solo así pueden sobrellevar los años de crisis”. Una crisis que, a su juicio, ha sido utilizada por algunos como “excusa” para desmantelar el sector y abocar a una situación de precaria a sus trabajadores. “El sector ha sido ninguneado y hasta degradado”, lamentó Aznárez, que defendió que desde el Gobierno de Navarra “se han puesto manos a la obra para revertir la situación”. Ahora queda ver cuánto de ese trabajo da sus frutos. De todos modos, hoy, y siempre, habrá que gritar, como Huppert, ¡abrid paso al teatro!

fo, en el gayarrePoco después de esta celebración, el Teatro Gayarre festejaba la fecha con Dario Fo en esencia.