Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Navarra defiende en Madrid un pacto educativo sin LOMCE y con total respeto a las autonomías

El consejero José Luis Mendoza participó en un encuentro estatal en el Senado con el ministro Méndez de Vigo
Comunidad Foral, CAV y Catalunya coinciden con los gobiernos socialistas en esas condiciones previas

Txus Iribarren/Efe - Mikel Saiz - Martes, 28 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Una reciente manifestación en Pamplona pidiendo la derogación de la polémica LOMCE del PP que ha soliviantado a gran parte de la comunidad escolar.

Una reciente manifestación en Pamplona pidiendo la derogación de la polémica LOMCE del PP que ha soliviantado a gran parte de la comunidad escolar. (Mikel Saiz)

Galería Noticia

Una reciente manifestación en Pamplona pidiendo la derogación de la polémica LOMCE del PP que ha soliviantado a gran parte de la comunidad escolar.

“Es cierto que no se puede regular absolutamente todo desde Alcalá 34”- “No basta con suspender la LOMCE, hay que derogarla para poder impulsar el consenso”

Pamplona- Pacto educativo sí, pero no así. Las comunidades en manos de gobiernos alternativos al PP respondieron a la propuesta genérica del nuevo ministro de Educación Méndez Vigo en el Senado de un “pacto de Estado” para evitar vaivenes en la Educación poniendo sobre la mesa dos condiciones que van más allá del acuerdo financiero o instrumental planteado por el gobierno central: derogación de la LOMCE, como primera muestra de buena voluntad de consenso;y respeto a las competencias propias de cada autonomía en materia educativa. Navarra encabezó junto a la CAV y Catalunya esta reflexión que en lo sustancial también fue compartida por las distintas autonomías socialistas en una legislatura donde el PP no tiene mayoría absoluta tras un agitado mandato anterior.

El consejero de Educación del Gobierno foral, José Luis Mendoza puso por delante la “necesidad imprescindible” de un pacto educativo que “establezca unas bases comunes y consensuadas por los agentes educativo”, pero abundó en la necesidad de derogar la LOMCE (quedaría vigente la LOE) y exigió al Gobierno de España que respete las competencias autonómicas, de forma que Navarra pueda desarrollar un currículo escolar propio, “abierto, flexible e integrador”. Las comunidades socialistas, nacionalistas y regionalistas coincidieron en esta ideas como ingredientes para un pacto educativo social, político y territorial, que respete escrupulosamente las competencias y que no se diseñe sobre los cimientos de la Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), que deberá ser derogada. Así lo manifestaron en el Senado los consejeros de Educación de las comunidades socialistas de Andalucía, Asturias, Aragón, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Extremadura y Baleares, pero también de Catalunya, CAV y Navarra y de las regionalistas Cantabria y Canarias, que compartieron la necesidad de pedir al Gobierno que revierta los recortes y dé a las autonomías una financiación justa. El debate, celebrado en el marco de la Comisión General de las Comunidades Autónomas, tal y como se acordó en la pasada Conferencia de Presidentes, contó con la presencia de consejeros de Educación de las 17 autonomías, que han coincidido en la voluntad de que se perfile un pacto educativo que respete el plurilingüismo, se abra a la participación de la comunidad educativa y actualice la formación profesional. En la Comisión también se abordó, por algunas comunidades, la necesidad de establecer un par de foros para el debate estable: uno territorial y otro de la comunidad escolar.

la clave

¿Uniformidad

o diversidad?

Territorial. El PP tiene una segunda oportunidad tras la fallida y provocativa legislatura de Wert: lograr un acuerdo para que la educación no sea el campo de una batalla partidista constante en detrimento de las generaciones de alumnos sorprendidas en un cruce de criticas y cambios legislativos al albur político. Las palabras del nuevo ministro suenan más conciliadoras y realistas que las de su predecesor reconociendo que no es posible legislar desde la “uniformización”. Pero faltan los hechos ya que más allá de los presupuestos y conceptos, el eje territorial es tan importante o más que el binomio “izquierda-derecha” en un Estado plural con la educación -y las lenguas- como materia sensible. La herencia filosófica de Aznar y la idea de crear España desde las aulas sigue siendo pesada. Sólo la falta de una mayoría absoluta puede servir para lograr un equilibrio en un campo muy necesario.

lo que ofrece el ministro

Ejes para un pacto de Estado.

-Ampliar progresivamente la escolarización temprana de la población.

- Promover la permanencia y exitosa culminación en niveles obligatorios.

-Adaptar la oferta de Educación Secundaria postobligatoria a las necesidades de los alumnos para facilitar su permanencia y progresión en el sistema educativo.

-Desarrollar una oferta de enseñanzas de FP adecuada a las demandas de la sociedad y del mercado laboral.

-Actualizar los currículos y las metodologías pedagógicas.

- Promover el uso de las TIC.

-Promover la enseñanza plurilingüe.

-Proporcionar a los centros docentes capacidad para innovar y adaptarse a los entornos socioeconómicos.

-Garantizar el reconocimiento social y profesional del profesorado.

-Evaluar los resultados del alumnado y el funcionamiento del sistema.

- Desarrollar un sistema estatal de becas y ayudas al estudio que consolide la igualdad de oportunidades.

lo que exige navarra

Peticiones concretas:

-Respeto a la lengua propia.

-La creación de un currículo escolar propio, abierto, flexible, integrador de la diversidad y no adoctrinador que garantice el aprendizaje para construir una ciudadanía libre, activa, crítica, responsable y competente socialmente.

-La autonomía en la configuración del sistema educativo. Conseguir la autonomía estructural y organizativa suficiente para adaptar la normativa educativa a las características, intereses y necesidades específicas de la sociedad navarra. Igualmente, que permita potenciar el sistema educativo público.

-El diseño de un modelo evaluativo propio que apuesta por la evaluación diagnóstica frente a la certificativa (reválidas) de final de etapa, integrada en planes de mejora de centros.

-La elección participativa de directores/as de centros.

-La capacidad de participación y poder de decisión de los Consejos Escolares y de los centros educativos y que apuesta por la autonomía de los centros frente al control de la administración.

-La definición de la oferta de empleo público (plazas y tipología de estas, también en cuanto al perfil lingüístico necesario, p.ej. C1 en inglés, francés o alemán).

-El tratamiento de los centros segregados por sexos.

-El tratamiento de la asignatura de religión que permita vías legales para no impartir religiones confesionales en el currículo escolar, lo cual no excluirá el estudio del hecho religioso y de las religiones como parte de dicho currículum.

-Y el tratamiento de la diversidad, con autonomía de gestión en las medidas curriculares y organizativas, frente a los cursos poco integradores impuestos por LOMCE.