espacio social de carácter comunitario

Mendillorri defiende la autogestión en el nuevo local vecinal que “urge” desde hace dos años

Las seis apymas y los colectivos respaldan el proyecto Antzara
El Ayuntamiento afirma que “no se va a limitar” la gestión vecinal

Marivi Salvo / Unai Beroiz - Martes, 28 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Armando San Román (AAVV), Irene Seminario (grupos juveniles) y Xabi Senosiáin (Bideberri), frente al edificio.

Armando San Román (AAVV), Irene Seminario (grupos juveniles) y Xabi Senosiáin (Bideberri), frente al edificio.

Galería Noticia

Armando San Román (AAVV), Irene Seminario (grupos juveniles) y Xabi Senosiáin (Bideberri), frente al edificio.

pamplona- Llevan dos años trabajando en el proyecto, dos años reivindicando que necesitan espacios de encuentro para el vecindario, sobre todo para la gente joven, pero ahora, cuando el edificio ya está prácticamente terminado, el nuevo local vecinal de Mendillorri no termina de arrancar. Las seis apymas, el equipo infantojuvenil Bideberri y el resto de colectivos del barrio han redactado el proyecto An-tzara (oca, en referencia a la fauna del lago), una propuesta “para la gestión de un espacio social de carácter comunitario”, en el que apuestan por la autogestión, y es en esta filosofía de trabajo donde todavía no han recibido el visto bueno definitivo del Ayuntamiento.

Xabi Senosiáin, del equipo Bideberri, señala que la puesta en funcionamiento del edificio, un passive house que se está acabando de levantar junto al lago, “se está demorando muchísimo”, ya que el primer plazo que se les dio “era para enero”, y aún no hay una fecha clara para su entrada. “Llevamos dos años trabajando el tema de un local, que nace de la demanda clara del barrio y de la necesidad que premiaba para garantizar el trabajo comunitario de los vecinos, y sobre todo de la juventud”. Al respecto, indica que “es una necesidad urgente, porque la falta de espacios está derivando en problemas de desmotivación, consumo, y, algunos, casos, problemas de convivencia con parte del vecindario”.

DOS AÑOS DE TRABAJOSegún explicó, en la parte referente a las obras, han trabajado con el área de Ciudad Habitable y Vivienda, y “se les ha planteado muchas cosas y eso está encaminado, a la espera de que el edificio se termine”, sin embargo, ahora sus esfuerzos se están centrando en el modelo de gestión del espacio, que ellos defiende que sea gestión directa por parte de los vecinos, y del que aún no tienen “el ok definitivo”. Senosiáin indica que “estamos en distintos tiempos con el área de participación ciudadana, y necesitamos una respuesta clara por parte de sus responsables”. En este sentido, indican que desde el área de Participación se les pide “tiempo, pero los tiempos de la política son distintos a los del día a día del barrio”, en el sentido de que “no pueden parar una locomotora que lleva dos años en marcha” y que quieren poner cuanto antes en marcha.

Preguntado por este periódico, el concejal de Participación Ciudadana, Alberto Labarga, indicó que estas cuestiones “se están trabajando con los técnicos del área”, si bien precisó que “no vamos a poner ninguna cortapisa al modelo de gestión vecinal”, pero hay que “definir cómo se concreta, no porque dudemos de los colectivos sino por responsabilidad”. Así, señaló que “si hubiese sido un gazteleku al uso, con menores, hubiese sido un modelo de cogestión”, pero “ahora vemos que es un espacio comunitario de todo el barrio”, por lo que “no hay líneas rojas para Antzara”, añadió.

Respecto al uso del local, Labarga indicó que “en principio sería una cesión de uso, a precario”, en tanto que no se desarrolle la Ordenanza de Gestión Ciudadana de Espacios Municipales, que “homogeneizará” estos criterios.

Proyecto antzara

Horario de apertura. Durante el curso, prevén que entre semana, el horario matinal sea a demanda y de 16 a 21.30 por la tarde (los viernes de 16.00 a 00.00). Los sábados, por la mañana, de 9 a 15.00 y de 16.00 a 00.00, y domingos, de 9.00 a 15 y de 16.00 a 22.00. En vacaciones y época estival, plantean un horario homogéneo, de 9 a 15.00 horas por la mañana, y de 16 a 23.00, por las tardes.

Todo el año. El objetivo, según señalan, es la “dinamización comunitaria”. Por eso se pretende que la apertura del espacio sea los 365 días, pudiendo cerrar en San Fermín, Nochevieja, etc.

Tipo de actividades. Durante la mañana, se plantea la actividad de biblioteca y sala de estudio, principalmente. Además, la asociación Infantojuvenil Bideberri tiene previsto incorporar al horario de mañanas un proyecto para la puesta en marcha de una oficina de empoderamiento.

Actividades sala multiusos. Sugieren, por ejemplo, su uso para ensayo de gigantes, actividades de baile, musicales y deportivas, cines populares, actividades festivas en fechas puntuales, asambleas generales, charlas y talleres.

Apertura y cierre del edificio. Los creadores del proyecto Antzara, indican que la apertura y cierre del centro “será gestionada por los propios usuarios en última instancia”, y se llevará a cabo por la comisión encargada de realizar las actividades correspondientes.

el concejal

Alberto Labarga “No dudamos de la calidad del proyecto”

Preguntado por el proyecto Antzara, Labarga indicó que “no dudamos de la calidad del proyecto”, pero el Ayuntamiento quiere darlo a conocer a todo el barrio.

jueves, asamblea

19.00

Horas, el proyecto al barrio. Organizado por los colectivos, apymas y vecinos, este jueves, a las 19.00 horas, habrá una asamblea informativa para dar a conocer al barrio el proyecto Antzara de espacio comunitario. Será en el salón de actos del civivox.