El Gobierno anuncia que el Navarra Arena abrirá en septiembre de 2018

Da solución así a una infraestructura cerrada desde 2013, sin concluir y con deudas, símbolo de la nefasta gestión económica de UPN - El Ejecutivo tiene que pagar ya 474.421 € a la UTE de la Fase II por su reclamación sobre la certificación final de obra - Quedan además pendientes reclamaciones en vía judicial por valor de 4.218.395 euros

D.N. - Miércoles, 29 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 11:41h

Interior del Navarra Arena.VER VÍDEOReproducir img

Interior del Navarra Arena.

Galería Noticia

Interior del Navarra Arena.ReproducirInterior del Navarra Arena.Interior del Navarra Arena. G.N.Exterior del Navarra Arena. G.N.Interior del Navarra Arena. G.N.Interior del Navarra Arena. G.N.Vista general de la calle Sadar, con el Reyno de Navarra Arena, al fondo.El pabellón Reyno de Navarra Arena se comenzó a construir en 2009.La construcción del pabellón Reyno de Navarra Arena comenzó en 2009.Exterior de la fachada del pabellón Reyno de Navarra Arena.Vista aérea del estadio El Sadar, junto al pabellón Reyno de Navarra Arena y la UPNA.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

PAMPLONA. El Gobierno de Navarra comenzará a abrir al público el Pabellón Navarra Arena a partir de septiembre de 2018, una infraestructura mastodóntica impulsada por UPN que acumula un gasto total superior a los 60 millones, dando así solución a una infraestructura que al día de hoy se encuentra cerrada desde 2013, con obras todavía pendientes para poder hacer uso de ella y sobre la que todavía hay reclamaciones en vía judicial por importe de 4,2 millones de euros.

La apertura de esta instalación será puntual, para citas deportivas y culturales que completen la oferta ya existente

La consejera de Cultura, Deporte y Juventud del Gobierno de Navarra, Ana Herrera, ha informado al resto del Ejecutivo, durante la sesión de este miércoles, del plan de apertura y uso del pabellón, que va a ser gestionado directamente por la sociedad pública NICDO.

La apertura de esta instalación será puntual, para citas deportivas y culturales que completen la oferta ya existente, atendiendo a eventos que requieran aforos superiores a los de otras infraestructuras de la Comunidad foral.

Se propone situar a la dotación comoun "espacio de referencia" en el ámbito deportivo, y por ello, además del pabellón, el edificio acogerá también la sede del área deportiva del INDJ y de la Casa del Deporte, sede de las federaciones, unas cien personas trabajando a diario allí. "La instalación adquiere por tanto otra dimensión, como centro de gestión y de referencia en materia deportiva en nuestra Comunidad, ha dicho Herrera.

"El Navarra Arena será un edificio habitado en la parte de usos administrativos, con un movimiento diario de personas que gestionan las políticas deportivas de la Comunidad", ha precisado la consejera, quien ha detallado que para la parte del pabellón "el modelo de explotación comporta la apertura puntual para eventos de gran formato que requieran las prestaciones del Navarra Arena, no el modelo de apertura recurrente con presencia continuada de equipos y deportistas de elite navarros en sus distintas disciplinas".

En concreto, en eventos deportivos, se proponen captar campeonatos nacionales, europeos o internacionales en distintas categorías y modalidades deportivas, como podría ser una final de pelota, "eventos que requieran aforo mayor del que tienen las instalaciones que ya están en marcha en nuestra Comunidad". En cuanto a eventos culturales, la instalación "ambiciona" acoger al menos dos eventos anuales.

Herrera ha manifestado que "apostamos por una gestión racional y acorde a las necesidades deportivas, culturales y de otros usos aprovechando las sinergias entre infraestructuras multiusos bajo el ámbito de gestión de NICDO".

Según ha dicho, "se propone un modelo liderado por la Administración foral y en contacto con las entidades privadas de gestión del deportes, federaciones y clubes, con las que se contará para articular sus propuestas del ámbito deportivo".

Ana Herrera ha manifestado, en la rueda de prensa tras la sesión, que "apuestan por poner a disposición de la ciudadanía este espacio ya que lo contrario supondría dar por perdidos los más de 56 millones de euros que ya están invertidos y eso no se lo puede permitir esta Comunidad y por extensión este Gobierno".

Según ha continuado, "teniendo en cuenta su ubicación, creemos que en Navarra Arena está llamado a jugar un papel importante en la zona sur de la ciudad".

EL PROCESO DE APERTURA COMIENZA ESTE AÑO Los trabajos necesarios para la puesta en marcha del Pabellón se iniciarán este mismo año, ya que queda obra pendiente por realizar valorada en 7,3 millones de euros. De esta cantidad, se llevará a cabo obra por valor de unos 6 millones de euros, destinada al equipamiento de seguridad, equipamiento deportivo, equipamiento de servicios y mobiliario, así como para la puesta en marcha del aparcamiento. Quedará sin ejecutar el resto de la obra prevista en su día, que incluía la creación de un museo.

La sociedad pública NICDO gestionará la dotación, de acuerdo a las necesidades deportivas, culturales y de otros usos, aprovechando las sinergias entre infraestructuras multiusos bajo su ámbito de gestión. NICDO es ya gestora de infraestructuras como el Palacio de Congresos y Auditorio Baluarte, el Planetario de Pamplona, el Centro de Esquí Nórdico Larra-Belagua;y propietaria del Circuito de Navarra y Recinto Ferial de Navarra.

Además de la actividad del Pabellón, el edificio albergará la nueva sede del área deportiva del Instituto Navarro de Deporte y Juventud, y acogerá asimismo la Casa del Deporte, sede de las federaciones, que estarán alojadas también en el Navarra Arena, al igual que los empleados de NICDO involucrados en la gestión del pabellón. La instalación adquiere así otra dimensión, como centro de la gestión y de referencia en materia deportiva en Navarra.

Para la puesta en marcha del Pabellón Navarra Arena, NICDO obtendrá un préstamoBEI por parte de SODENA en 2017 por un montante de 3 millones de euros. El importe restante de la fase de proyecto (3 millones de euros) vendrá a través de una aportación de CPEN (Corporación Pública Empresarial de Navarra) en el primer trimestre de 2018.

El modelo de explotación comporta laapertura puntual para eventos de gran formato que requieran de las prestaciones del Navarra Arena, y no el modelo de apertura recurrente con presencia continuada de equipos y deportistas de élite navarros en sus respectivas disciplinas.

RECLAMACIONES Por otra parte, el Gobierno de Navarra ha recibido en este mes de marzo notificación de la resolución judicial por la que tiene que pagar de forma inmediata 474.421,29€ a la UTE de la Fase II por su reclamación sobre la certificación final de obra del Pabellón Navarra Arena, impulsada por UPN en 2008 (según sentencia de 20 de febrero). La sentencia estima parcialmente el recurso contencioso-administrativo interpuesto por esta UTE.

Tras esta resolución, quedan pendientes reclamaciones en vía judicial en torno a esta obra por valor de 4.218.395 euros.

Símbolo de una nefasta gestión económica, emblema de despilfarro de tiempos más boyantes, el Navarra Arena yace como un gigante dormido esperando algún tipo de uso que comience a justificar tan contundente inversión.

Imponente sería un buen término para describir al Navarra Arena. El montante total hace que el Arena se haya convertido en una pesada carga para el actual Ejecutivo que trata de, por un lado, reducir costes y, por otro, empezar a buscarle una salida útil.