LAB defiende que el personal participe en la elección de jefaturas

El sindicato que apoyó la reforma del decreto dice “que podría perfilarse más esta figura que tampoco es la de un tribunal”

Miércoles, 29 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

“La figura del personal evaluador encaja en el sistema legal de provisión de puestos”

pamplona- Los sindicatos, tal como habían acordado, respondieron esta semana a Función Pública sobre su posicionamiento al dictamen emitido por el Consejo de Navarra que cuestionaba algunos apartados de la reforma del decreto para la asignación por evaluación y méritos las nuevas jefaturas.

LAB, único sindicato que mostró su apoyo al nuevo decreto, defendió una vez más la participación de empleados y empleadas de la Administración en esa elección. “La figura del personal evaluador o coevaluador, como lo denominan, encaja perfectamente en nuestro sistema legal de provisión de puestos de trabajo;y entendemos que se podría perfilar más la figura porque presenta algunos vacíos o pueden aparecer casos para los que no se tenga una solución concreta”, destacó.

el resto de centralesELA manifestó que “el Consejo de Navarra se equivoca en su valoración”, pero siguió reclamando “el estudio previo para saber cuántas jefaturas se deben asignar”. CCOO pidió que se “aplique el actual decreto y que se deje de elegir a dedo, ya que hasta el momento mediante esta fórmula se han realizado unos 500 nombramientos”. UGT insistió en este mensaje y pidió que “se acate el dictamen del Consejo de Navarra, que se modifique el documento y que mientras no haya uno nuevo, la Administración se guíe por el actual”. Afapna reclamó que “el Gobierno dé la vuelta al borrador en la mesa a fin de que se cumplan todas las exigencias legales”.

intento de negociaciónFunción Pública intentó negociar la nueva fórmula de asignación de jefaturas con los sindicatos el año pasado, pero por diferentes motivos, finalmente solo LAB respaldó el documento modificado. Tras el dictamen del Consejo, este sindicato redactó su valoración al respecto y sus propuestas para conservar la participación de los trabajadores y trabajadoras en la elección de sus superiores. LAB rechazó que el dictamen introduzca conceptos “detestables como veto o jefe más popular para inhabilitar los mecanismos de selección que se tratan de implementar”. Y defendió que “la figura del personal evaluador encaja en el sistema legal de provisión de puestos de trabajo”.

valoración lab

la novedad: el artículo 17 bisEn su análisis, el sindicato mayoritario en la Administración se centró “en la inclusión del artículo 17 bis”, que hace referencia “a la valoración que puede hacer el personal que depende de la jefatura en cuestión” al ser la novedad que introduce dicho documento.

Esta central propuso que “este personal debería ser enfatizado y explicado para que se entienda qué hay detrás de esta intervención de personal y para que se puedan tener criterios de interpretación y actuación a seguir en el desarrollo de las pruebas”.

LAB planteó que el preámbulo y el texto legal “indiquen que quien conoce por experiencia en el trabajo y por experiencia profesional es quien trabaja en la unidad, y que la mayoría de las veces conoce perfectamente y de primera mano los problemas que existen y sabe muchas veces la forma estructural de solventarlos y de trabajar en la buena marcha del sistema”.

basado en la norma estatalLAB criticó que el Consejo de Navarra haya recurrido a la regulación estatal -al no haber otra regulación- para esgrimir sus argumentos al considerar como “problemas de legalidad la participación de este personal al no cumplir con los requisitos que se exigen para los tribunales”.

Así este sindicato cree que el Consejo “recoge e interpreta a su manera unos artículos para decidir que este no es un sistema de selección de personal”. Sin embargo, esta central enfatizó que la figura de este personal no es la de un tribunal y propuso que “se podría regular algo haciendo referencia sobre qué tipo de puntuación se está pidiendo y con qué criterios deben actuar las personas que van a evaluar”.

Antes de conocerse el dictamen del Consejo de Navarra, Función Pública había previsto aprobar el decreto para asignar unas 900 jefaturas de la Administración por evaluación y méritos entre 2017 y 2018. Ahora, todo está en el aire hasta buscar una solución. - S.Z.E.