VW Navarra anuncia 2.900 coches más tras el acuerdo del lanzamiento del nuevo Polo

La empresa se hace cargo de la mitad de los días sobrantes y la plantilla, del resto
UGT, CCOO y Cuadros firman el texto mientras que ELA, LAB y CGT lo rechazan

Juan Ángel Monreal - Miércoles, 29 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Coches recién fabricados y aparcados a las puertas de Volkswagen Navarra.

Coches recién fabricados y aparcados a las puertas de Volkswagen Navarra. (Foto: Javier Bergasa)

Galería Noticia

Coches recién fabricados y aparcados a las puertas de Volkswagen Navarra.

pamplona- VW Navarra ya dispone del acuerdo laboral que regulará el calendario de 2017. UGT, CCOO y la Confederación de Cuadros firmaron ayer un texto que reparte entre la empresa y la plantilla el coste del lanzamiento del nuevo Polo que, con producciones muy bajas en sus primeras semanas, dejaba sin cubrir por término medio diez de los 211 días de jornada individual de cada trabajador. El acuerdo, como algunos otros en la fábrica de Landaben, llegó con premio: una subida en la producción: 2.900 coches más del Polo A05, que desaparece en junio.

El pacto inminente, que no fue respaldado por LAB, CGT y ELA, se veía venir desde hace días. Y quedó claro el lunes, cuando la empresa remitió un borrador que recibía el visto bueno de los sindicatos mayoritarios de la planta navarra. En él no solo planteaba este reparto, sino que además asignaba dos días a favor de los trabajadores que sí completen en 2017 la jornada de 211 días. El sistema lanzamiento del coche, que arrancará en julio con producciones diarias muy bajas, explica el excedente de trabajadores generados, y para el que llegó plantearse una regulación temporal de empleo. “De esta manera se evita un ERE”, destacaban desde UGT en una reflexión que era compartida también por CCOO. La empresa fija un plazo de casi cuatro años para la devolución de los días por parte de los trabajadores, que lo harán fundamentalmente mediante el trabajo en sábados: por cada día de trabajo se condonan dos.

De hecho ya se han activado tres sábados en las semanas 16, 20 y 22, uno por turno, que permitirá ir resolviendo esta deuda. “La vamos a devolver, de hecho, antes de generarla”, explicaba Patxi Sanz, de CGT, sindicato que rechaza el acuerdo, al entender que es la empresa quien debe hacerse cargo al 100% de los costes. “Es su negocio”, señalaba Sanz, quien recordaba asimismo los históricos beneficios presentados por la planta de Landaben la pasada semana, los más altos de su historia. “El lanzamiento del nuevo coche lo pagan los oficiales de 3ª”, explicaba Raúl Portillo, de LAB, en referencia a que son los trabajadores que menor jornada tendrán los que deberán devolver más días. Una argumentación que coincidía parcialmente con la de ELA, que, tras secundar el preacuerdo inicial, señalaba que al acuerdo final “no recoge el reconocimiento al esfuerzo de las categorías profesionales más bajas”.

Los sábados anunciados ayer responden al incremento de producción anunciado precisamente ayer, que se corresponden íntegramente con el actual Polo A05 y que, por tanto, deberán ser entregados antes de verano. De esta manera el volumen de producción previsto para 2017 queda en 247.051 coches, de los cuales 168.950 corresponden al actual modelo y 78.101 al nuevo Polo.

El acuerdo supone también que la plantilla disfrutará de tres semanas consecutivas de vacaciones, desde la última del mes de junio y hasta después de San Fermín, mientras que la cuarta semana se disfrutará bien en julio o bien en agosto.

“Creemos que se trata de un acuerdo equilibrado, que sigue la línea de los anteriores y que es bueno, reconociendo que es difícil contentar a 4.500 personas”, explicaba Eugenio Duque, de CCOO. También Iñaki Coscolín, de la Confederación de Cuadros, consideraba que el acuerdo recogía lo que perseguía su formación: “Se comparten los costes del lanzamiento y otorga posibilidades y flexibilidad para devolver los días”. “Hemos sido capaces de optimizar una situación complicada, con tanto día sin cubrir”, destacaban desde UGT.

Dirección y sindicatos afronta ahora nuevas negociaciones para alcanzar un acuerdo respecto al empleo en la fábrica, que debe afrontar salidas mediante bajas voluntarias que rejuvenezcan la mano de obra y la creación de una bolsa de trabajadores a los que se pueda recurrir. Hay que tener en cuenta, además, que VW afronta meses con mucho trabajo, con un segundo modelo previsto para 2018 y un nuevo Polo que, al descartar las versión de dos puertas, aumentará las necesidades de mano de obra. El A07 podría requerir de unos 150 o 200 trabajadores más que el actual.

apunte

Otras fórmulas. Además de trabajar en sábado, se habilita la opción de que a los trabajadores les descuentes los días de trabajo en su nómina o mediante días que tenga el trabajador a su favor.

Calendario personalizado. Cada trabajador dispondrá de su propio calendario y se marca como fecha tope el 30 de abril para facilitar aquellos casos con situaciones especiales.

Hasta 2020. Si la empresa no pone a disposición de los empleados fórmulas para devolver los días, estos quedan sin efecto. En caso contrario se detraería el dinero de la nómina o de la bolsa de días.

Hasta octubre. El lanzamiento del nuevo Polo arrancará con producciones muy bajas, de tal manera que no se alcanzarán los 1.408 coches al día hasta finales de octubre.