nicola Sturgeon logra el mandato

El Parlamento de Escocia aprueba negociar otro referéndum de independencia

Sturgeon logra el mandato para discutir con Londres la celebración de la consulta

Guillermo Ximenis - Miércoles, 29 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Por 69 votos a favor y 59 en contra, la cámara de Holyrood respaldó la propuesta de Nicola Sturgeon para promover un nuevo plebiscito. Foto: Efe

Por 69 votos a favor y 59 en contra, la cámara de Holyrood respaldó la propuesta de Nicola Sturgeon para promover un nuevo plebiscito. (Efe)

Galería Noticia

Por 69 votos a favor y 59 en contra, la cámara de Holyrood respaldó la propuesta de Nicola Sturgeon para promover un nuevo plebiscito. Foto: Efe

Edimburgo- La ministra principal escocesa, la nacionalista Nicola Sturgeon, obtuvo ayer el mandato del Parlamento autónomo de Escocia para impulsar un nuevo referéndum de independencia ante los “profundos” cambios que se aproximan con la futura salida del Reino Unido de la UE.

El Partido Nacionalista Escocés (SNP), con 63 diputados, sumó los seis votos del Partido Verde en Escocia para obtener la mayoría necesaria en la cámara de Holyrood (Edimburgo) y sacar adelante una moción que emplaza a Sturgeon a negociar la convocatoria de un plebiscito entre el otoño de 2018 y la primavera de 2019. El voto se produjo la víspera de que la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, active el artículo 50 del Tratado de Lisboa.

La jefa del Gobierno británico ha insistido en los últimos días en que este “no es el momento” de promover un nuevo referéndum, sino el de remar “unidos” para obtener el mejor resultado posible para el Reino Unido en las complejas negociaciones que se abren con la UE. Su ministro para Escocia, David Mundell, dijo que el Gobierno “no entrará en ningún tipo de negociación hasta que el proceso del brexit se haya completado”.

Sturgeon esperará hasta finales de esta semana -por respeto a la “importancia y el significado” del acto de mañana, afirmó- para detallar cuáles serán sus siguientes pasos una vez ha obtenido el respaldo parlamentario.

Advirtió además de que si Londres rechaza iniciar un diálogo sobre la convocatoria de un plebiscito regresará a Holyrood tras el receso parlamentario de Semana Santa y anunciará un nuevo plan para “cumplir con la voluntad” expresada por la cámara autónoma.

“Los escoceses deben tener derecho a elegir entre el brexit -posiblemente un brexit muy duro- o convertirse en un país independiente, capaz de trazar su propio camino y crear una verdadera asociación entre iguales en estas islas”, dijo Sturgeon. La líder del SNP reiteró que está dispuesta a negociar la fecha en la que se celebraría una nueva consulta, que a sus ojos debe producirse una vez estén “claras” las condiciones del brexit y los escoceses puedan tomar una “decisión informada”.

Londres y Bruselas deben establecer todavía aspectos como la relación comercial entre el Reino Unido y los 27 socios comunitarios tras la salida británica y los derechos que tendrán los ciudadanos europeos que viven en Inglaterra, Gales, Irlanda del Norte y Escocia.

“derecho a decidir”Sturgeon afirmó en el debate de ayer que espera que Londres acepte que Escocia “tiene derecho a decidir su propio futuro”, como hizo en 2012, cuando el Gobierno central dio luz verde a la convocatoria del referéndum que se celebró en septiembre de 2014 (el 55,3% votó por permanecer en el Reino Unido).

En aquella ocasión, el entonces ministro principal escocés, Alex Salmond, acordó con el jefe de Gobierno británico, el conservador David Cameron, modificar temporalmente las prerrogativas del Ejecutivo estatal para permitir un plebiscito legal y vinculante.

La petición del Parlamento escocés de ayer va en la misma dirección. La moción insta a Londres a redactar una orden amparada en la Scotland Act, la ley que en 1998 estableció las competencias reservadas para Londres, entre ellas la defensa, la seguridad y la unidad política del país. La sección 30 de esa legislación prevé la posibilidad de ceder provisionalmente esos poderes, una maniobra que en 2013 aprobó el Parlamento británico, una vez tenía el visto bueno del Gobierno.

Desde el Partido Laborista Escocés, parte de la primera formación de la oposición en el Reino Unido, Kezia Dugdale defendió que un Parlamento autónomo “sólido” dentro de “un Reino Unido federal” cumpliría las “necesidades” de los escoceses para decidir su futuro. La líder del Partido Conservador en Escocia, Ruth Davidson, lamentó por su parte que el SNP haya puesto sobre la mesa un “calendario apresurado” para una nueva consulta.

formación de gobierno

problemas en irlanda del norte

Londres amenaza con suspender la autonomía. El Gobierno británico concedió ayer a los partidos norirlandeses más tiempo para negociar la formación de un Ejecutivo de poder compartido, pero aseguró que podría suspender la autonomía si no hay acuerdo en las próximas semanas. Esa advertencia podría hacerse realidad después de Semana Santa, la fecha límite impuesta por Londres para que el Partido Democrático Unionista (DUP) y Sinn Féin, los más votados en las elecciones del pasado 2 de marzo, resuelvan sus diferencias y pongan fin a la enésima crisis política que afecta a la provincia.