La UE recibe la carta que activa el proceso de salida de Reino Unido

La desconexión deberá hacerse efectiva, según los planes previstos, el 29 de marzo de 2019 - El país deberá negociar un nuevo acuerdo con la UE y transponer el derecho comunitario a su legislación

Patricia Rodríguez - Miércoles, 29 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Barrow entrega a Tusk la carta que invoca el artículo 50 del Tratado de LisboaVER VÍDEOReproducir img

El embajador británico ante la Unión Europea, Tim Barrow (izq), entrega la carta que invoca el artículo 50 del Tratado de Lisboa al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en Bruselas

Galería Noticia

Barrow entrega a Tusk la carta que invoca el artículo 50 del Tratado de LisboaReproducirUna bandera británica ondea frente a la sede del Parlamento británicoReproducirEl embajador británico ante la Unión Europea, Tim Barrow (izq), entrega la carta que invoca el artículo 50 del Tratado de Lisboa al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en BruselasUna bandera británica ondea frente a la sede del Parlamento británico.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

londres-El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha recibido este miércoles la notificación formal del Gobierno británico para iniciar las negociaciones de su salida del club comunitario, cuyas condiciones deberán pactarse en un plazo máximo de dos años.

Tusk ha recibido de manos del embajador británico ante la Unión Europea, Tim Barrow, la carta oficial que la primera ministra británica, Theresa May, rubricó la víspera con la confirmación de que Londres ha decidido invocar el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea.

"Después de nueve meses, Reino Unido lo ha activado", ha anunciado Tusk en las redes sociales. En un segundo mensaje, el presidente del Consejo europeo ha difundido una fotografía del momento en que se ha entregado la notificación a puerta cerrada, sin presencia de medios.

"UN PUNTO SIN RETORNO" La primera ministra británica, Theresa May, ha dicho hoy en el Parlamento que el "brexit" es un "punto sin retorno", tras confirmar que el Reino Unido ha invocado el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que inicia las negociaciones para la retirada del país de la Unión Europea (UE).

En una comparecencia en la Cámara de los Comunes, May afirmó que hoy es un momento "histórico" y que el Gobierno ha respondido a la "voluntad democrática" expresada por el pueblo británico en el referéndum del pasado 23 de junio.

En su intervención ante una cámara baja llena, la "premier" prometió defender "lo antes posible" los derechos de los comunitarios que viven en el Reino Unido, al tiempo que resaltó el interés británico por ver una UE que "prospere" y "tenga éxito".

La política conservadora puntualizó que su país inicia un "viaje trascendental"e instó a la "unidad" del país de cara a los dos años de negociaciones sobre la salida de la Unión Europea (UE).

"Ahora que la decisión ha sido tomada de dejar la UE, es el momento de unirnos", afirmó May, e hizo hincapié en que negociará como un "único Reino Unido", pero teniendo en cuenta "los intereses de todas las regiones (Inglaterra, Escocia, Irlanda del Norte)", en clara referencia a los objetivos independentistas del Gobierno autónomo escocés de Nicola Sturgeon.

"Vamos a tomar nuestras propias decisiones y nuestras leyes, vamos asumir el control de las cosas que nos importan más y vamos a aprovechar esta oportunidad para construir un Reino Unido más fuerte, más justo, un país en el que nuestros niños y nietos estén orgullosos de llamar casa. Esta es nuestra ambición y nuestra oportunidad", explicó May en su intervención parlamentaria.

ESCENARIO SIN PRECEDENTESEn un escenario sin precedentes históricos, el Reino Unido ha iniciado su ruptura formal con el bloque comunitario o brexit,tras más de cuatro décadas como Estado miembro de la Unión Europea (UE).

El Reino Unido empezará una nueva andadura al margen del bloque de los 27, al comenzar a establecer los términos de su “divorcio”, después de que los británicos votaran a favor de desligarse de la Unión en el referéndum del pasado 23 de junio.

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, tiene ante sí un escenario difícil pues tendrá que buscar -en el plazo fijado de dos años de negociaciones- un acuerdo que satisfaga a las naciones que conforman el Reino Unido y también a la UE.

La cuenta atrás ha empezado para consumar la desconexión, que deberá hacerse efectiva, según los planes previstos, el 29 de marzo de 2019.

cumbre especialEsas directrices serán adoptadas formalmente en la cumbre especial organizada para el próximo 29 de abril en Bruselas.

Barrow, que fue director político en el Ministerio británico de Exteriores antes de ser nombrado representante permanente del Reino Unido en Bruselas, sustituyó el pasado enero a Ivan Rogers, quien dimitió por aparentes desacuerdos con el Gobierno de May.

Tras la activación del brexit,se espera que ambas partes establezcan en las negociaciones los términos de la salida británica y decidan cómo serán sus futuras relaciones comerciales.

Sobre la negociación, las partes abordarán el coste que tendrá que asumir Londres por la retirada (al que los medios se refieren como “la factura del divorcio”), el estatus legal de los ciudadanos expatriados y la división de los activos comunitarios.

Ambas partes deberán aclarar qué ocurrirá con la situación legal de los comunitarios que viven en este país así como con los británicos que residen en el continente tras el brexity tendrán que resolver, entre otras cosas, qué ocurre con las pensiones que cobran esos ciudadanos cuando Londres camine en solitario.

El ministro para la salida del Reino Unido de la UE, David Davis, ha rechazado en declaraciones emitidas por la BBCque este país vaya a tener que pagar a Bruselas la cantidad de 50.000 millones de libras (57.800 millones de euros), como se ha barajado.

“Cumpliremos, por supuesto, con nuestras obligaciones internacionales, pero también esperamos que se respeten nuestros derechos. No creo que vayamos a hablar de esas cantidades”, dijo Davis a un programa especial del brexiten la BBC.

El ministro aseguró, además, que el Ejecutivo cuenta con “planes de contingencia” en caso de que no se logre un acuerdo comercial con la UE, pero recalcó que el objetivo es obtener un “amplio” pacto.

Además, sobre el tema de la migración -un factor determinante a la hora de que los británicos se inclinaran por la opción del brexiten el plebiscito-, Davis apuntó que los niveles de inmigración tendrán que aumentar “de vez en cuando” pues hay industrias y servicios públicos que dependen de mano de obra extranjera.

Sus declaraciones han sido interpretadas como una señal de que la salida británica del bloque no resultará en una caída dramática en la migración neta en este país.

Por su parte, el periódico The Guardian,que cita fuentes comunitarias, asegura que el Gobierno de May ha empezado al parecer a dar marcha atrás de su inicial amenaza de abandonar el bloque sin un acuerdo comercial, en el caso de que las negociaciones no prosperen.

Esas fuentes aseguran que, en privado, los funcionarios británicos admiten que un escenario sin acuerdo ocasionaría el “caos”, pese a que May ha insistido en repetidas ocasiones en que esa situación sería mejor que obtener un “mal” pacto.

las claves del ‘brexit’

Qué es el ‘brexit’. La palabra es el resultado de un juego de palabras británico entre los términos ingleses ‘Britain’ (Reino Unido) y ‘Exit’ (salida), con el que se denomina su marcha de la UE, acordada tras la votación de los ciudadanos británicos en el histórico referéndum del 23 de junio de 2016 que se saldó con un 51,9% de los votos a favor de la marcha frente a un 48% favorable a la continuidad.

El artículo 50. El decisivo Artículo 50 del tratado de Lisboa, formado por cinco puntos, establece el mecanismo para la retirada de un país comunitario del bloque. El artículo dice:

“1.- Todo Estado miembro podrá decidir, de conformidad con sus normas constitucionales, retirarse de la Unión.

2.- El Estado miembro que decida retirarse notificará su intención al Consejo Europeo....”

Qué pasa una vez invocado.

Comienza un periodo negociador formal de dos años entre la UE y el Reino Unido a fin de establecer los términos para el ‘brexit’y fijar las pautas de las nuevas relaciones futuras entre Londres y Bruselas.

Cuándo saldrá el Reino Unido de UE. Si ambas partes logran alcanzar un acuerdo en el plazo negociador establecido, el Reino Unido dejará de pertenecer a la UE en la primavera de 2019. Este calendario podría variar, sin embargo, en el caso hipotético de que ambas partes acordaran de manera unánime extender ese periodo de conversaciones.

La situación de los comunitarios. Actualmente, hay 3,15 millones de ciudadanos comunitarios residiendo en el Reino Unido frente a 900.000 expatriados británicos que viven en diferentes países del continente, según datos oficiales. La situación de ambos es incierta. La primera ministra británica, Theresa May, ha insistido en que resolver su situación legal es prioritario siempre y cuando el resto de países proteja asimismo la situación de sus nacionales en la UE.

Qué pasa si el Reino Unido quiere volver. Su petición se sometería al mismo procedimiento establecido para cualquier otro Estado que desee adherirse.

contactos londres-bruselas

cruce de llamadas telefónicas

“Diálogo constructivo”. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el responsable de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, mantuvieron ayer sendas conversaciones telefónicas con la primera ministra de Reino Unido, Theresa May. Tusk informó se limitó a informar en su cuenta de Twitter de que Theresa May le enviaría hoy la “carta” para la notificación oficialmente de que Reino Unido quiere iniciar la negociación para abandonar la Unión Europea. Juncker, por su parte, aseguró que el diálogo fue “bueno y constructivo”, también mediante mensajes en las redes sociales.