Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Catalunya rechaza ‘vender’ su no al referéndum por 4.200 millones

|

Miércoles, 29 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Rajoy, durante su intervención en el Palau de Congresos de Catalunya en Barcelona.

Rajoy, durante su intervención en el Palau de Congresos de Catalunya en Barcelona. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Rajoy, durante su intervención en el Palau de Congresos de Catalunya en Barcelona.

pamplona- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció ayer que el Estado invertirá 4.200 millones de euros en infraestructuras en Catalunya hasta 2020 y pidió “ayuda” a los empresarios catalanes para “ganar la batalla de la moderación” frente a los planes independentistas del Gobierno de la Generalitat. El presidente catalán, Carles Puigdemont, afirmó que la promesa que los catalanes esperan de Rajoy es “poder votar”.

El jefe del Ejecutivo, que el pasado domingo asistió a la designación de Xavier García Albiol como presidente del PP catalán, regreó ayer a Barcelona para presentar ante cerca de 500 empresarios este paquete de inversiones en materia de infraestructuras en Catalunya para el actual mandato. La red de Rodalies (Cercanías de Catalunya) absorberá buena parte de esta inversión, con 1.882 millones de euros hasta 2020 y otros 2.000 millones más hasta 2025. La otra gran apuesta del Gobierno en materia de infraestructuras ferroviarias, ha subrayado Rajoy, será el Corredor Mediterráneo, una “obra vertebradora” que permitirá conectar los principales nudos logísticos, centros de producción puertos y aeropuertos del Mediterráneo. A este respecto, avanzó que los tramos catalanes del Corredor Mediterráneo pueden estar terminados en la primavera del año 2020.

Las inversiones del Gobierno también se destinarán a aeropuertos, con una inversión total de 240 millones hasta 2020, y a carreteras, con otros 850 millones, para la ampliación y mejora de vías como la N-240 o la N-II, mientras que a puertos se dedicarán cerca de 590 millones.

El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, que participó en el acto, señaló que el Gobierno “tiene un déficit importante de confianza y credibilidad”, fruto de los reiterados incumplimientos que ha hecho en materia de inversiones en Catalunya, y defendió que Rajoy debería haber ido a Barcelona a pedir disculpas, ya que “el nivel de cumplimiento de los compromisos adquiridos es escandalosamente bajo”. Rull opinó que el acto fue como un “bienvenido Mister Marshall, que vienen, prometen y se van”, y planteó, al igual que Puigdemont, la creación de “una cláusula anti-incumplimiento” en la que el Gobierno se comprometa a trasladar a la Generalitat los recursos de las inversiones pactadas y no ejecutadas, para que el gobierno catalán pueda realizarlas.

El portavoz adjunto de Junts pel Sí, Roger Torrent, consideró que Rajoy inauguró ayer su campaña del no en el referéndum de independencia en su “intento de comprar voluntades” con “promesas vacías”, que son la “enésima tomadura de pelo”. “Rajoy vuelve a Catalunya a hacer las mismas promesas que se dicen desde hace décadas y que nunca se han cumplido”, reprochó. - D.N.

la cifra

10.800

Millones

El Govierno catalán sostuvo que con el anuncio de Mariano Rajoy Catalunya sale perdiendo de entrada, ya que el acumulado de compromisos de los últimos gobiernos españoles es de 10.800 millones de euros, por lo que “se han perdido por el camino miles de millones de euros de los que el Estado ya se había comprometido”.

la bronca

“¡facha!, no vuelvas a hablarme”

Gabriel contra Coscubiela. El cerco a la sede del PPC disparó la tensión ayer en el Parlament. Todos los partidos, salvo la CUP, firmaron un documento de condena. El hecho de que ERC y Catalunya Sí que es Pot apoyaran la declaración sentó mal a los cuperos y provocó un incidente en los pasillos. El ecosocialista Joan Coscubiela se cruzó con representantes de la CUP, que le reprocharon su apoyo al texto del PPC. Los gritos en el pasillo provocaron que varias personas salieran de sus despachos para ver qué estaba ocurriendo. “No me vuelvas a dirigir la palabra, sois unos fachas y sinvergüenzas”, le dijo Anna Gabriel al portavoz de Sí que es Pot, según los testigos.