Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El sucesor de Millet declara que CDC usó el Palau para financiarse

Felip Puig llamó al exdirector de la entidad para confirmar si el caso iba a salpicar a Convergencia

Miércoles, 29 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

pamplona- El exconseller de CDC Felip Puig llamó por teléfono a Joan Llinares, quien sucedió a Fèlix Millet al frente del Palau tras estallar el escándalo, interesándose por los convenios por los que esta entidad donó 630.000 euros a la Fundación Trias Fargas, afín al CDC, y preguntar si “había más cosas”. Llinares sostuvo que CDC “usó e instrumentalizó” la institución para financiarse camuflando comisiones ilegales de Ferrovial a cambio de adjudicarle obras públicas desde administraciones que controlaba. Así lo reveló ayer el propio Llinares en su declaración ante la sala de la Audiencia de Barcelona que juzga el expolio del Palau de la Música, un interrogatorio en el que detalló cómo halló los documentos sobre pagos por obras, en los cuales la Fiscalía se basa para acusar a CDC de lucrarse, a través de Millet, con comisiones ilegales de la constructora Ferrovial.

Llinares relató ante el tribunal la llamada “un tanto curiosa” que asegura recibió en un teléfono directo que estaba guardado en un cajón en el despacho que había sido de Jordi Montull, mano derecha de Fèlix Millet al frente del Palau, y que él ocupó cuando le sucedió. Cuando descolgó el teléfono del cajón, una línea directa que no pasaba por centralita, a diferencia del que tenía sobre la mesa, se encontró con que era Felip Puig, en la época diputado de CDC en la oposición, quien llamaba: “Me preguntó si lo de los convenios estaba claro y si había más cosas”, precisó el testigo.

sorpresa“Fue una llamada un tanto curiosa que luego he relacionado, claro”, añadió Llinares, que situó ese hecho en la época en que se hizo pública la existencia de cinco convenios con los que el Orfeó Català había donado 630.000 euros a la Fundación Trias Fargas, actual Catdem, en octubre de 2009. Llinares, que tomó las riendas del Palau tras estallar el escándalo y aportó a la justicia documentos que apuntaban al pago de comisiones, expresó ayer la “sorpresa” que le provocó el hallazgo de esos convenios.

Lo primero que le llamó la atención fue “la cantidad de cuentas corrientes” que tenía el Palau, con lo que vio la necesidad de encargar una auditoría. También explicó que una trabajadora le avisó de que en las oficinas de contabilidad se estaban destruyendo documentos en la trituradora. - D.N.

Más sobre España

ir a España »