Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La Federación Navarra de Municipios y Concejos pide una ley “integradora y plural”

El presidente de la entidad, Pablo Azcona, avala el paso del Parlamento para derogar una norma “sancionadora”

Miércoles, 29 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

pamplona- El presidente de la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC) y máximo representante de las entidades locales navarras, Pablo Azcona, expresó ayer su satisfacción porque el Parlamento vaya a derogar una Ley de Símbolos que, desde su aprobación en 2003, ha provocado no pocos quebraderos de cabeza a muchos ayuntamientos de Navarra, que han sufrido las multas económicas y los avisos que se amparaban en la norma.

Azcona, quien además es alcalde de Lodosa, compareció en la Cámara foral a petición de UPN, y dejó clara cuál es la posición de la FNMC. Después de haber realizado “un debate en términos razonables” y de acuerdo con los propios estatutos de la FNMC, Azcona calificó de “cuestión importante” derogar la Ley de Símbolos de 2003 “que entendemos que en parte incidía mucho en una parte prohibitiva y sancionadora”. Por eso, y para evitar a toda costa “el frentismo y la división entre las entidades locales”, el presidente de la entidad llamó a los parlamentarios a tener en cuenta la diversidad de Navarra en la próxima ley. “Cualquier acción legislativa debe ser capaz de reflejar la pluralidad que existe en la sociedad navarra y que se refleja en las entidades locales”, concretó. Pero para que las entidades locales puedan cumplir con la realidad social de los ayuntamientos pidió que se respete el principio de autonomía municipal, algo que sólo se puede desarrollar si se tiene “cobertura legislativa” en las decisiones bajo nuestra tutela. “No nos dejen a los pies de los caballos”, ilustró Azcona.

“Es importante derogar una ley que incidía mucho en la prohibición y la sanción”

“Cualquier acción legislativa debe ser capaz de reflejar la pluralidad de Navarra”

pABLO AZCONA

Presidente de la FNMC

Porque si lo que se pretende es solucionar los problemas que generaba la anterior normativa, no basta con la derogación. A su juicio, “hay que trabajar en un marco jurídico que dé cobertura y proporcione una ley más incluyente y favorezca a la convivencia”.

profundizar en toleranciaNingún efecto tuvo en la portavoz de UPN el discurso de Azcona, porque Mari Carmen Seguro se trajo la réplica preparada de casa y se limitó a leerla, evitando entrar a debatir con el presidente de la entidad los aspectos fundamentales de su comparecencia (a pesar de que fueron los regionalistas quienes le habían convocado). Segura, además, utilizó su turno de palabra para llamar “monaguillo del Gobierno” al representante de las entidades locales de Navarra, y dijo que con su petición de caminar hacia una ley más plural e integradora “no se defiende el sentir de la mayoría de navarros”. La intervención, por su tono y su calado, fue criticada por el resto de portavoces. Incluso Unai Hualde (Geroa Bai) llamó la atención de Segura y enmarcó sus palabras en el “raca-raca con el que UPN quiere seguir agrandando la brecha identitaria”, porque “creen que esa posición les renta y que así volverán al Palacio de Navarra”. Pero Hualde recordó a los regionalistas que “el esquema que UPN aplicó en 2003 ya no vale para la Navarra plural de 2017”. Así, vio como “un alivio y una buena noticia” derogar una ley “que no es propia de estos tiempos”.

También Maiorga Ramirez (EH Bildu) llamó la atención la “respuesta airada” de UPN, a quien reprochó “querer uniformar toda esta gama de matices y riquezas que tienen los plurales municipios navarros”. Además, consideró “superado por la ciudadanía” la catalogación de navarro sólo al que responda al perfil de “foral y español” y se preguntó si los que tienen sentimientos diferentes “son marcianos”. Por eso, animó a Azcona a seguir “por la senda de la tolerancia” que “difuminará los fantasmas de UPN con este tema”. “Y con ellos, un argumento menos le queda a UPN para impedir que el cambio avance”, concluyó. Por parte de Podemos, Rubén Velasco dio la bienvenida a “cualquier ley foral que abunde en la tolerancia” y recordó que a su partido “no le importan las banderas sino otras causas, como la lucha contra la pobreza”. Marisa de Simón (I-E) volvió a reiterar la posición de su sigla en este tema, que es el de rechazar que se utilice “el sentimiento identitario para enfrentar a la ciudadanía”. Por último, Javier García Jiménez (PPN), acusó a Azcona de ser “cómplice de que Navarra se quede sin símbolos” y del “sectarismo del Gobierno de Navarra”. - A.I.R.