Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
junto a socios de Aragón, Soria y Valladolid

Una empresa navarra investiga biocombustibles y fertilizantes a partir de cadáveres de cerdos

EFE - Miércoles, 29 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 17:04h

Una manada de cerdos.

Una manada de cerdos. (EFE)

Galería Noticia

Una manada de cerdos.

PAMPLONA. La empresa navarra Oleofat, dedicada al tratamiento de residuos oleicos y su posterior valorización, participa junto a socios de Aragón (ADS2), Soria (Pural) y de Valladolid (Cartif) en un proyecto para la obtención de biocombustibles y fertilizantes a partir de cadáveres de cerdos.

El proyecto, denominado Life-Valporc, cuenta con el apoyo financiero del programa LIFE que impulsa la Comisión Europea, informa la empresa navarra en un comunicado.

Esta iniciativa pretende el aprovechamiento de los cadáveres de ganado porcino para su posterior transformación en biocombustibles (biodiesel y biogas) y fertilizantes orgánicos, lo que supone para los ganaderos una valorización del rendimiento del animal desde el punto de vista medioambiental y socioeconómico.

La gestión actual de los subproductos del sector porcino, especialmente animales muertos en explotación y purines, explica Oleofat, supone un grave problema medioambiental por el volumen que representan, debido a su alto índice de mortalidad, y por la escasa o nula valorización que se hace de ellos, ya que en la mayoría de los casos son eliminados por incineración o envío al vertedero.

Europa es el segundo productor mundial de porcino con un censo de 145,8 millones de cabezas en 2012 y, con respecto a Europa, España es el primer país con un censo en 2013 de 24,6 millones de cabezas. Se estima que anualmente la generación de cadáveres de porcino en Europa es de 920.000 toneladas al año.

Este proyecto piloto, destaca la empresa navarra, permitirá la reducción del 100 % de las emisiones contaminantes asociadas a la actual gestión de los cadáveres por incineración, así como el uso de vertederos.

A nivel europeo, la propuesta en Life-Valporc permitiría evitar la emisión anual de más de 4 millones de toneladas de CO2.

Además, se calcula que de esta forma se podrían generar en España 117.050 toneladas anuales de harinas destinadas a la producción de biogas, mientras que la fracción de materia orgánica remanente del proceso sería aprovechada como fertilizante orgánico en zonas próximas a la planta. Las grasas obtenidas de los cadáveres animales también permitiría generar biodiesel.

La planta piloto para el desarrollo del programa se ubica en Almazán (Soria), en la que se lleva a cabo la trituración de los cadáveres de porcino y su esterilización.

Esta pasta es almacenada y bombeada al biodigestor de la planta de biogas, que es utilizado en una caldera de generación de vapor.