concentración en la plaza consistorial

Empleados de Zona Azul de Pamplona exigen medidas contra las agresiones que sufren en la calle

Decenas de trabajadores de Dornier se han concentrado en la Plaza Consistorial durante las dos horas de paro convocadas por el Comité

EFE - Miércoles, 29 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 13:00h

Concentración de trabajadores de la zona azul en Pamplona.

Concentración de trabajadores de la zona azul en Pamplona. (Oskar Montero)

Galería Noticia

Concentración de trabajadores de la zona azul en Pamplona.Vigilante de Dornier paseando junto a plazas de aparcamiento de Zona Azul en Sancho el Fuerte.

PAMPLONA. Decenas de trabajadores de Dornier, encargados de la vigilancia de la zona de estacionamiento regulado de Pamplona, se han concentrado hoy en la Plaza Consistorial durante las dos horas de paro convocadas por el Comité de Empresa para pedir medidas contra las agresiones sufridas por ciudadanos.

Tras una pancarta con el lema "No a las agresiones. Erasorik ez", los trabajadores protestaban tras la última agresión contra un compañero, quien denunció el 7 de marzo a un conductor por aparcar en una zona de "carga y descarga" en la calle Sancho el Fuerte.

"El ciudadano, muy agresivo, le dio un cabezazo en la nariz"al trabajador de Dornier, quien continua de baja laboral por "ansiedad", aunque físicamente está recuperado, ha explicado en declaraciones a los periodistas su compañera y presidenta del Comité de Empresa, Raquel Iribarren.

Esta ha lamentado que este caso se suma a otros que se producen periódicamente, el anterior en el mes de noviembre, y por ello han decidido realizar hoy unparo de dos horas y concentrarse ante la Casa Consistorial, "para ver si el ciudadano se conciencia y también si nos apoya el Ayuntamiento", aunque ha advertido de que nadie del consistorio se había puesto en contacto con ellos.

"Reivindicamos que no nos agredan. Somos trabajadores, unos mandados. Y pedimos que haya más apoyo, que de alguna forma se puedan evitar estas cosas", algo difícil e incontrolable por la parte de los ciudadanos, pero que podría minimizarse poniendo medidas preventivas.

"Igual nosotros yendo de dos en dos en según qué zonas, o teniendo más protección de la Policía Municipal, o cambiando algunas cosas en el pliego de condiciones" de la concesión del servicio a Dornier por parte del Ayuntamiento.

Iribarren ha asegurado que, en cualquier caso, en el consistorio "ya conocen nuestras demandas porque tras la anterior agresión de noviembre se lo planteamos", ha constatado.

En la actualidad, "el único protocolo que tenemos es el nuestro, y tampoco sirve de mucho", ha dicho para explicar que cuando un trabajador de la Zona Azul es agredido debe pulsar el denominado "botón del pánico" que tiene en su PDA, "pero que se encuentra en la cuarta pantalla" de este aparato, y "mientras el ciudadano te está agrediendo no puedes estar sacando la PDA y buscando el botón".

"Buscamos una solución un poco más inmediata, como un tipo busca, un botón fuera del sistema, para que compañeros que haya alrededor puedan correr hasta donde se está produciendo la agresión", ha planteado entre otras medidas.