El ataúd se mueve

Por Jorge Nagore - Jueves, 30 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 08:26h

La Consejera de Cultura, Deporte y Juventud anunció ayer que el Navarra Arena se abrirá de manera puntual en septiembre de 2018. Si tardan un poco más en abrirlo iba a tener lugar antes la siguiente visión del Cometa Halley, que orbita la Tierra cada 76 años y que veremos pasar en el 2061. Yo al menos no pienso irme de aquí sin ver antes pasar de nuevo al Cometa Halley. Llegué a pensar que para cuando eso sucediera el gobierno aún no habría encontrado qué hacer con el ataúd ese, tras 20 meses en el poder, pero finalmente ya saben qué hacer y lo abrirán dentro de 18 meses, para eventos deportivos puntuales y culturales también puntuales, amén de para ser sede de las federaciones deportivas y del Instituto Navarro de Deporte y Juventud. Nadie dice que lo que se encontraron fuese de fácil solución, ni mucho menos, pero tardar 20 meses en adjudicar a la empresa pública NICDO su gestión y que sean Sodena y CPEN quienes asuman los 6 millones aún por invertir y que por tanto no salga el gasto de los presupuestos generales es una solución llamémosle digna pero a la que se podría haber llegado bastante antes, por no decir que anunciar que algo va a pasar dentro de 18 meses en este universo en el que la semana que viene es el futuro lejano suena casi a chiste. De aquí a 18 meses al ritmo que vamos últimamente con los terremotos igual no quedan aquí ni las Baleztena, que ya es decir. O ha venido un cometa de verdad y estamos todos en el Valle de Josafat. Septiembre de 2018, anda que no. Bueno, el caso es que imagino que entre estudiar cómo ahorrar cada euro con el bicho cerrado, tratar en vano, obviamente de buscar empresas privadas que asumieran el riesgo o parte y litigar con los constructores por sus demandas se han ido casi 2 años y otro año y medio que falta para ver el muerto echar a andar. Un ritmo caribeño, aunque al menos es una novedad. En Cultura no hay ni eso.