Mesa de Redacción

Un paso más

Por Joseba Santamaria - Jueves, 30 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

El Consejo de Navarra avala la constitucionalidad y legalidad de la decisión de la mayoría del Parlamento de Navarra de derogar la actual Ley de Símbolos, que retocada en 2004 estableció un vía sancionadora contra aquellos ayuntamientos navarros que colocasen la ikurriña en sus edificios consistoriales. El Consejo de Navarra es un órgano consultivo, cuyas resoluciones no tienen otra efectividad real que la de ofrecer un análisis jurídico y técnico sobre determinadas leyes forales. Pero su informe echa por tierra el principal argumento de UPN, PSN y PP -el de la supuesta inconstitucionalidad de esa decisión- para intentar entorpecer la derogación de una ley con evidentes déficits democráticos y claras intenciones de persecución y confrontación. Al mismo tiempo, el Consejo de Navarra valora la posibilidad de que la derogación puede dejar una situación de incertidumbre jurídica, aunque uno de sus miembros, la consejera Socorro Sotés, discrepa de ello en un voto particular y afirma que tanto la legislación foral sobre la administración local y la legislación europea sobre autonomía municipal dan cobertura legal a las decisiones municipales, en este caso sobre la ikurriña. El aval de constitucionalidad del Consejo de Navarra, el apoyo de la mayoría en el Parlamento de Navarra y el respaldo de la Federación Navarra de Municipios y Concejos dan máximo respaldo político y jurídico a la derogación de la Ley de Símbolos. Un paso más en la normalización social y política de Navarra en este siglo XXI que deja atrás viejas actitudes excluyentes más propias de discursos de tiempos pasados.