Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Derogada la Ley foral de Símbolos de 2003, que prohibía colocar la ikurriña en los Ayuntamientos

EFE - Jueves, 30 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 12:16h

Diputados de UPN y PPN se ausentan del pleno. P.N.

Diputados de UPN y PPN se ausentan del pleno. P.N.

Galería Noticia

Diputados de UPN y PPN se ausentan del pleno. P.N.Ana Beltrán ha colocado la bandera de Navarra en el atril durante su intervención.Beltrán en primer término junto a la bandera de Navarra exhibida en los escaños de UPN-PP.Bandera de Navarra en los escaños de UPN y PPN.Los dos parlamentarios del PP exhiben la bandera de Navarra en sus escaños.Los escaños de UPN y PPN, vacíos durante la intervención del portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

PAMPLONA. El Pleno del Parlamento foral ha aprobado hoy la derogación de la Ley de Símbolos de Navarra de 2003, con los votos a favor de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E, lo que supone eliminar la prohibición actual de que la ikurriña ondee en los Ayuntamientos de Navarra.

El debate se ha iniciado con bronca, cuando desde las bancadas de UPN y PPN se han exhibido banderas de Navarra, contestadas por la republicanadesde I-E, lo que los primeros han tildado de "inconstitucional", todo ello mientras la presidenta de la Cámara instaba a la retirada de las enseñas, que sin embargo han continuado sobre los escaños.

Estos han sido abandonados durante el debate, aunque no para la votación, por los parlamentarios de UPN y PPN, excepto por sus portavoces.

La Ley Foral de derogación, que ha recibido el voto contrario de UPN, PSN y PPN, mantiene como himno de Navarra el denominado Himno de las Cortes, "en tanto y cuanto no se apruebe una nueva Ley Foral de Símbolos".

En la exposición de motivos, se arguye que el "camino de la exclusión y la prohibición" emprendido al amparo de la Ley Foral 24/2003 ha conducido a una "espiral de enfrentamiento y restricción en el empleo de símbolos mayoritariamente aceptados por distintas entidades locales", lo que, en aras a una "política democrática de tolerancia e integración, hace precisa su derogación".

Los proponentes entienden que, frente a la regulación "restrictiva" de la Ley de 2003, que consigna que "el uso público de la bandera de Navarra excluye el empleo conjunto y simultáneo de cualquier otra salvo las de España, Europa y la oficial de cada Entidad Local", se impone alcanzar un "acuerdo político e institucional" con "las aspiraciones" de "toda la ciudadanía".

Así, se cuestiona el deseo de "evitar la imagen de una realidad institucional inexistente" que, junto a la posibilidad de emprender acciones jurisdiccionales y de orden administrativo, propugna la Ley de Símbolos de 2003.

Se recuerda que dicha norma, concebida para "predicar la nulidad de pleno derecho de otras banderas", no ha servido para resolver el problema de fondo, más allá de la acumulación de demandas por infracción generada a lo largo de más de una década.

En su defensa, Adolfo Araiz (EH Bildu) ha incidido en que la ley de 2003 "no reflejaba la Navarra plural" y ha enumerado los argumentos ya expuestos en el planteamiento de la iniciativa, cuyas consecuencias jurídicas "no serán el salto al vacío" al que alude el Consejo de Navarra, porque con ella "no se hunde el mundo ni se hunde Navarra".

En la misma línea, Koldo Martinez (Geroa Bai) ha pedido "tranquilidad" porque con la derogación de esta "ley excluyente y sancionadora", Navarra "no pierde sus símbolos", que siguen reglados por la Lorafna, y ha advertido de que no todas las Comunidades tienen normas al respecto, al tiempo que ha lamentado el "numerito" y la "guerra de banderas" planteados en las bancadas de UPN y PP.

Mikel Buil (Podemos) ha aplaudido la derogación de una "ley excluyente", ha asegurado que "no estamos dejando a Navarra sin símbolos" y ha justificado que con su voto "se trata de no penalizar la convivencia, la pluralidad y la democracia en nuestra simbología oficial".

Por I-E, José Miguel Nuin ha recordado que "la única novedad" de la Ley de Símbolos fue en su día "la prohibición", algo que en su día IU no apoyó y por ello hoy vota su derogación, en lo que ha subrayado como actitud "coherente", a la que se suma su deseo acoger la "pluralidad", en lo que ha definido como "una buena decisión".

En el turno en contra, Javier Esparza (UPN) ha alertado de que el hecho de que Araiz haya usado el turno de defensa de la iniciativa en la Cámara demuestra "quién manda en esta Comunidad", donde hoy se da "un paso más en el proyecto político, nacionalista y partidista" en favor de la Euskal Herria "inventada", ha dicho.

"Hoy es un día triste para miles de navarros", donde "el nacionalismo vasco nunca ha respetado la realidad institucional de Navarra, en la que no cabe la bandera oficial de otra comunidad", ha insistido para advertir que UPN emprenderá "todas las acciones legales posibles para que este deprecio no sea efectivo" y actuará contra la ikurriña en cualquier ayuntamiento.

Por el PSN, María Chivite, ha considerado que este asunto "no es prioritario para la ciudadanía navarra, pero sí es importante y prioritario para el proyecto nacionalista vasco", al considerar que lo hoy aprobado "separa a los navarros" y es "el avance de la construcción nacionalista", basada en el trípode "lengua, bandera y territorio".

Muy crítica, Ana Beltrán (PPN), con la bandera de Navarra en el atril durante su intervención, ha acusado al cuatripartito de "dejar huérfana de identidad a Navarra", ha considerado que es la presidenta Barkos quien está detrás, le ha advertido de que la derogación de la ley no legaliza la ikurriña en Navarra, y le ha augurado que este asunto "va a provocar altercados".

"Usted va a votar por la división de los navarros y va a perder legitimidad como presidenta de todos los navarros", ha subrayado.