Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Localizan un arsenal de explosivos de la Guerra Civil en un convento

EP - Jueves, 30 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 19:37h

Fotografía facilitada por los Mossos d'Esquadra de parte del arsenal de explosivos de la Guerra Civil.

Fotografía facilitada por los Mossos d'Esquadra de parte del arsenal de explosivos de la Guerra Civil. (EFE)

Galería Noticia

Fotografía facilitada por los Mossos d'Esquadra de parte del arsenal de explosivos de la Guerra Civil.

BARCELONA. Los Mossos d'Esquadra han localizado este jueves un arsenal de artefactos explosivosde laGuerra Civil en un escondite en el desván del Monasterio de Santa Teresa de Vic(Barcelona), compuesto de 30 kilos de dinamita, 26 granadas de mano, 290 detonadores, 16,5 kilos de pólvora, 2.232 cartuchos de fusil, 12 metros de mecha lenta y dos fusiles.

Agentes del área de Desactivación de Artefactos Explosivos Tedax-NRBQ han retirado el arsenal, lo han trasladado por carretera a una cantera de la comarca de Osona y lo han hecho explotar de manera controlada, han informado los Mossos en un comunicado.

La policía catalana ha recibido el aviso a primera hora de la mañana por parte de unos trabajadores que decían que habían descubierto un escondite durante unas obras de reforma de la azotea del monasterio en el que había un falso techo lleno de artefactos explosivos.

Los agentes se han desplazado al edificio, han hablado con la madre superiora de las Carmelitas Descalzas y han accedido al interior del recinto para retirar todo el material, desalojando antes un ala del convento para garantizar la seguridad del operativo.

OCUPACIÓN EN 1936

En 1936 el convento fue ocupado por los anarquistas de la CNT-FAI y durante la Guerra Civil lo utilizaron como depósito de material militar hasta enero de 1939.

Al finalizar el conflicto, la Guardia Civil utilizó el edificio como cuartel y, posteriormente, el convento fue devuelto a las Carmelitas Descalzas, que es la orden religiosa titular.