Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El Gobierno rescata el Navarra Arena del delirio megalómano de UPN y lo dota de vida y racionalidad

Abrirá sus puertas con gestión pública en septiembre de 2018, tras otra inversión de 6 millones de euros
El pabellón rediseña su actividad con un modelo de apertura puntual para eventos culturales y deportivos
Acogerá las federaciones deportivas

Fernando F. Garayoa Javier Bergasa - Jueves, 30 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

El Navarra Arena, actualmente cerrado, por fin ve la luz al final del túnel y abrirá sus puertas en 2018.

El Navarra Arena, actualmente cerrado, por fin ve la luz al final del túnel y abrirá sus puertas en 2018.

Galería Noticia

El Navarra Arena, actualmente cerrado, por fin ve la luz al final del túnel y abrirá sus puertas en 2018.Infografía: Maitane Bernabeu
“La financiación de la puesta en marcha del Navarra Arena no irá en detrimento de las políticas deportivas y culturales del Gobierno” “Las negociaciones están avanzadas para acoger un gran evento cultural a finales de 2018” “El Navarra Arena requerirá, a partir de 2019, de una subvención anual de 900.000 euros”

pamplona- El Navarra Arena, una de las principales infraestructuras heredadas de la política megalómana e irracional de UPN, abrirá por fin sus puertas en septiembre de 2018. El actual Gobierno foral ha conseguido reconvertir un espacio basado en la política de continente sin contenido en un recinto coherente con la realidad actual, racionalmente estructurado y dotado de una estabilidad económica que permitirá revertir a largo plazo lo invertido en su construcción y desarrollo.

Para que el recinto pueda echar a andar, el Ejecutivo invertirá 6 millones de euros, destinados a acometer las obras necesarias para su adecuación, tras varios años en desuso, y la obtención de la licencia de apertura.

El vicepresidente económico del Gobierno foral, Manu Ayerdi, y la consejera de Cultura, Deporte y Juventud, Ana Herrera, ofrecieron ayer todos los detalles de la puesta en marcha y el plan del gestión del Navarra Arena tras la pertinente sesión de gobierno.

Herrera, analizando en detalle la situación actual a la par que realizando un comprensivo ejercicio de memoria histórica reciente, apuntó que “nos encontramos ante el momento de acometer la apertura del Pabellón Navarra Arena, y gestionar esta instalación que se quedó inacabada en diciembre de 2013. Un pabellón que, en gastos de construcción, mantenimiento, y pago de indemnizaciones por reclamaciones de las empresas adjudicatarias, ha supuesto ya un desembolso de unos 56 millones de euros a la Administración Pública de Navarra, y que, a pesar del esfuerzo que ha conllevado para los ciudadanos, está sin terminar. La situación de partida son por tanto 54,3 millones de euros invertidos en la construcción del pabellón y el pago de indemnizaciones, a los que se suman 1,7 millones que ha costado hasta la fecha su mantenimiento”.

Antes de acometer cómo se gestionará el recinto y cómo se sufragará dicha gestión, la consejera puntualizó cómo se encuentra el capítulo de las reclamaciones, también heredadas, sobre la construcción del edificio. “En este mes de marzo hemos recibido notificación de la última resolución judicial al respecto, y por la que el Gobierno tiene que pagar de forma inmediata 474.421,29 euros a la UTE de la Fase II por su reclamación sobre la certificación final de obra (según sentencia de 20 de febrero). La sentencia estima parcialmente el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la Fase II Pabellón de Navarra UTEcontra la Orden Foral 464/2014, de 10 de julio, del consejero de Políticas Sociales (reclamación de cantidad en relación con la certificación final de las obras Fase II del Pabellón Multiusos del Reyno de Navarra Arena). La reclamación era de 1.229.040 euros”.

El Navarra Arena, en palabras de la consejera, suponía hasta la llegada del Gobierno actual “un desembolso, solo por mantener la dotación cerrada, de 394.000 euros anuales, una cifra que se ha reducido hasta los 185.000 euros anuales”.

ana herrera

Consejera de Cultura, Deporte y Juventud

manu ayerdi

Vicepresidente económico

Un edificio habitableEl Navarra Arena es una infraestructura que tiene dos partes diferenciadas: el pabellón (diseñado y ejecutado para que pueda tener un uso multidisciplinar, y dar cabida a actividad deportiva y cultural) y un edificio de tres plantas elevadas, pensado para usos administrativos. En lo que se refiere al pabellón, se apuesta por que no tenga un “uso diario, ya que no hay una necesidad de utilización recurrente para ningún equipo deportivo de alto nivel que no pueda ser cubierta por alguna de las otras instalaciones deportivas de la ciudad;y tener el pabellón abierto diariamente para usos de entrenamientos o partidos tendría un coste muy alto y no justificable”. Por lo tanto, el plan de gestión del pabellón tiene que diseñarse para los usos puntuales, con un modelo de apertura puntual para eventos”.

En cuanto a la parte referida a usos administrativos, “es la que puede tener ese uso diario y constituir un foco de referencia del ámbito deportivo en la ciudad de Pamplona. Y ahí reside nuestra apuesta: que el edificio albergue la nueva sede del área deportiva del Instituto Navarro de Deporte y Juventud (actualmente ubicada en la calle Arrieta), y acoja también a las federaciones deportivas, que actualmente están alojadas en la Casa del Deporte (ubicada en la calle Paulino Caballero). También trabajarán allí los empleados involucrados en la gestión del inmueble. Estamos hablando de unas 100 personas que trabajarán a diario en el Navarra Arena”, apuntó Herrera.

En cuanto a la obra pendiente, la consejera resumió que, a día de hoy “se han finalizado 3 de los 6 lotesprevistos (los relativos al derribo y fase I del pabellón;el graderío y plataforma y la urbanización y fase II del pabellón), y queda obra pendiente por valor de 7,3 millones, según recoge el informe de fiscalización de la Cámara de Comptos realizado en 2015. De esta cantidad, hemos decidido que se van a ejecutar 5.992.411 euros, repartidos en 3 lotes, y que se ejecutarán en dos fases: una primera, en la que se licitarán al mismo tiempo los dos lotes que tienen relación con la obra ejecutada anteriormente (los de la finalización de las obras, incluido el edificio de Federaciones e INDJ);y una segunda fase en la que se irán licitando las diferentes partes referidas a los diferentes equipamientos deportivos y de servicios, incluido el parking, y mobiliario. Quedarán sin ejecutar dos partidas en lo referido a equipamientos, la más importante de ellas la referida a un Museo del Deporte”.

Gestión a cargo de NICDOTras un análisis de la situación, el Gobierno de Navarra ha apostado por la gestión directa de la instalación a cargo de la sociedad pública NICDO. Un modelo a través del que “se propone buscar eventos deportivos, tratando de captar campeonatos nacionales, europeos o internacionales en distintas categorías y modalidades deportivas. Se trata de eventos que requieran aforo mayor del que tienen las instalaciones que ya están en marcha en nuestra comunidad, para complementar la oferta”. De la misma forma, en lo referido al ámbito cultural “la instalación ambiciona acoger al menos dos grandes eventos anuales”, además de completar los espacios disponibles “con una oferta de servicios alternativos, entre los que se encontrará la habilitación de una superficie de 4.000 m2 diáfana y con alturas de 16 metros para la industria cinematográfica y publicitaria”. En este sentido, la consejera matizó que ya están avanzadas las negociaciones para un gran evento cultural a finales de 2018 de la misma forma que entre sus objetivos prioritarios está el de acoger alguna final de pelota. Por otra parte, “la explotación como parking público y la capacidad de habilitar espacios y servicios de restauración y catering complementarán los factores generadores de ingresos para la entidad gestora”.

Financiación y retornoAyerdi detalló que los seis millones necesarios para arrancar con el Navarra Arena llegarán a través de “un préstamo BEI a largo plazo por parte de SODENA en 2017 por un montante de 3 millones de euros, cuya devolución será garantizada por el Gobierno de Navarra. El importe restante de las obras (3 millones de euros) será financiado por CEPEN, a través de una aportación en el primer trimestre de 2018. Además de la ejecución de las inversiones, la puesta en marcha del Navarra Arena requerirá, a partir de 2019, de una aportación anual de 900.000 euros en concepto de subvención finalista para su explotación, que la Sociedad Pública deberá complementar con ingresos provenientes de la venta de servicios y alquileres, gestión de naming rights(patrocinios por la denominación de un espacio), patrocinios y publicidad, con objeto de un resultado operativo neutro en su cuenta de explotación”.

La aportación a NICDO de la cantidad anual necesaria para el desarrollo de la actividad llegará vía partida nominativa en los presupuestos del Departamento de Cultura, Deporte y Juventud. Para ello, este departamento “tendría que tener a partir de 2019 un incremento de su techo de gasto anual de 600.000 euros, ya que se derivarían 300.000 euros de varias de las partidas que actualmente están en el presupuesto del INDJ y los 185.000 euros anuales fijados en el presupuesto para gastos de mantenimiento del pabellón en el estado actual”. Esto no significa, tal y como matizó Herrera, que el presupuesto de su departamento solo se incremente en esa cantidad, dejando las puertas abiertas a un mayor aumento.

El impacto económico generado por una infraestructura multiusos de las características del Navarra Arena, explicó Ayerdi, “tiene tres vectores fundamentales: el gasto corriente propio de la entidad gestora y sus inversiones incrementales;el consumo de bienes y servicios generado por los asistentes a los eventos programados;y el consumo de bienes y servicios generado por los promotores de los eventos. Dicho impacto será medido anualmente, por el Gobierno de Navarra;lo que implica medir anualmente el impacto económico en término de PIB así como el empleo y la recaudación tributaria inducidos”.

Finalmente, Ana Herrera especificó que para el desarrollo de las actividades del Navarra Arena “estamos en contacto con el Ayuntamiento de Pamplona porque entendemos que está llamado a jugar un papel importante. Además, aclaró que la dotación económica para la puesta en marcha del pabellón y su gestión, “no irá en detrimento de las políticas deportivas y culturales de este Gobierno”.