Lerín espera completar en breve el polígono industrial de El Saso

Grasas Marín abrirá una planta en 47.000 m2 y otras empresas están interesadas en instalarse

Juan Arteaga Villar | Cristina Solano - Jueves, 30 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Un cartel anuncia la venta de suelo industrial en el polígono de El Saso en Lerín.

Un cartel anuncia la venta de suelo industrial en el polígono de El Saso en Lerín. (CRISTINA SOLANO)

Galería Noticia

Un cartel anuncia la venta de suelo industrial en el polígono de El Saso en Lerín.

lerín- El polígono industrial de El Saso de Lerín, que cuenta con una superficie total de 120.000 metros cuadrados va a incrementar su actividad en un futuro cercano tras el anuncio de instalación de la empresa Industrias Grasas Marín, de Andosilla, y la posibilidad de que otras dos corporaciones lo hagan tras sondear diferentes localizaciones y decidir su ubicación definitiva.

De momento, la empresa Grasas Marín de Andosilla ya puede disponer de un solar de 47.147 m2 en El Saso tras notificarle el Ayuntamiento el acuerdo alcanzado en el pleno de su venta efectiva por un importe total de 707.132 euros, a razón de 15 euros el metro cuadrado.

Una vez que se cumplan los trámites legales marcados en 10 días para el ingreso de una cantidad estipulada y de 60 para la firma definitiva de las escrituras, el acuerdo va a suponer, según la alcaldesa, Consuelo Ochoa, la inyección en las arcas municipales de una fuerte cantidad económica que servirá para paliar la abultada deuda de 1,8 millones de euros que el Consistorio arrastra desde anteriores legislaturas. “Ahora estamos pagando a proveedores del año 2012”, señaló la alcaldesa.

El acuerdo de venta del terreno, al que el grupo municipal de UPN se ha opuesto durante todo el proceso de tramitación, ha contado con la aprobación del Gobierno de Navarra, que ha supervisado la tasación hecha por el Consistorio. Con la futura instalación de Grasas Marín, el polígono lerinés solo dispone ya de otros 13.000 metros cuadrados libres de suelo industrial de los 120.000 originales. “La venta de esta parcela es muy importante porque supone la reactivación de un polígono que se hizo cuando no había demanda real para ocupar suelo. Aquí se enterraron 1,5 millones de euros”, explicó la alcaldesa.

Ochoa también informó del mantenimiento de conversaciones con otras dos empresas que estarían interesadas y valorando la posibilidad de radicarse en el polígono de El Saso, aunque también barajan otras localizaciones. Una de las empresas produce y comercializa materiales de construcción y la otra tiene enfocado su negocio a la fabricación de cabinas de laboratorio retromoldeables. Para Ochoa, “que se active el polígono es la mejor noticia para Lerín en los últimos diez años porque supone crear puestos de trabajo”.

Por el momento tampoco hay fecha concreta para la instalación de Grasas Marín pero su desarrollo en Lerín se hará en diferentes fases y será adicional a la planta de Andosilla. La empresa, fundada en 1994, dedicará la nueva factoría a la transformación de grasas animales.