1.777 menores en situación de desprotección o en riesgo fueron atendidos en 2016

El Ayuntamiento ve crecer tres servicios de infancia y familia, que dieron servicio a 7.000 menores,
Se triplican las intervenciones en los equipos de dificultad social

Kepa García Oskar Montero - Jueves, 30 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

De izquierda a derecha, Marisol de la Nava, la edil Edurne Eguino y Ana Fernández.

De izquierda a derecha, Marisol de la Nava, la edil Edurne Eguino y Ana Fernández.

Galería Noticia

De izquierda a derecha, Marisol de la Nava, la edil Edurne Eguino y Ana Fernández.

“Es un orgullo la implicación de los trabajadores para dar este salto en el área” “Invertir en la infancia es invertir en futuro;los beneficios son en todos los ámbitos”

pamplona- 120 familias y 219 menores en situación de desprotección moderada y dificultades sociales;y 792 familias y 1.558 menores en diferentes niveles de desprotección o riesgo fueron atendidos el año pasado por el Ayuntamiento de Pamplona. En total, más de 7.000 menores, lo que supone el 30% de los que residen en la ciudad, y 1.060 familias recibieron asistencia en 2016 en alguno de los tres programas o servicios municipales de infancia y familia, cuyo refuerzo de personal (9 plazas) ha derivado en una mayor detección de carencias y una mejor atención.

Los datos fueron aportados ayer por la concejala delegada de Acción Social y Desarrollo Comunitario Edurne Eguino, que compareció junto a la directora del área, Marisol de la Nava y la responsable de los Programas de Infancia y familia Ana Fernández, para presentar las novedades y las estadísticas de 2016.

El Ayuntamiento mantiene en este ámbito tres servicios diferentes: dos situados en lo que se considera Atención Primaria, y prestados desde los diferentes barrios de la ciudad;y uno de ámbito más global, que desarrolla funciones especializadas y se destina a intervenciones más concretas (prevención secundaria y terciaria).

Dentro de este último hay, además un dispositivo específico: el Programa de Intervención Familiar (PIF) que realiza intervenciones educativas en algunas de las familias atendidas por el programa especializado.

En los tres servicios ha habido modificaciones y todos arrojan un incremento de atenciones en 2016. En Atención Primaria destaca el incremento de profesionales y el trabajo desarrollado por este personal con el objeto de definir los programas a desarrollar desde los Equipos de Infancia y Familia de toda la ciudad (EIF). A su vez, los servicios de Atención Preventiva Comunitaria, que se prestan en coordinación con asociaciones, se han extendido a cuatro barrios más.

En el ámbito especializado, se ha redefinido la población diana de cada programa, dejando para los Equipos de Infancia y Adolescencia en Dificultad Social (Eaia) la intervención en los casos moderados y que precisan más intensidad de intervención, reservando los más leves a los EIF y a las unidades de barrio.

casos levesPor lo que se refiere a los equipos de Infancia de las Unidades de Barrio con perfiles de Trabajo Social e Integración Social -que valoran las situaciones de desprotección y se encargan también de los casos de desprotección leve- trabajaron con 792 familias, y 1.558 menores, un 13% mas de menores atendidos que en 2015, cuando fueron 1.365. 156 menores no presentaban un nivel de desprotección, el resto estaban en riesgo (crecen) o en situación leve, moderada o grave (el índice más alto en Buztintxuri).

Desde el punto de vista de las franjas de género y edad de los menores, son siempre más los niños que las niñas atendidas, salvo entre los 16 y los 18 años, franja en la que la proporción se invierte. Los barrios que mayor número de menores atendidos son Rochapea, con un 17,13% del total;Chantrea con un 14,31% y Milagrosa con un 14,24%.

Los equipos de Infancia y Adolescencia en Dificultad Social, que trabajan con familias y menores en situación de desprotección moderada, atendieron a 120 familias y 219 menores (en 2015 las familias atendidas fueron 49 y los menores 102), triplicándose los casos atendidos en 2015.

El 69% de estas familias accedieron al servicio durante el año 2016, gracias al incremento de personal que se ha producido en el equipo. Entre los datos a tener en cuenta destaca que el 79% de las familias en el programa son monomarentales y que la franja de edad que concentra el 68% de los casos es la de 5 a 15 años.

Desde este programa se trabaja con diferentes tipologías de desprotección o dificultad con el objetivo de mantener a los menores en su entorno, capacitar a los padres y madres, promocionar la autonomía personal de los adolescentes para el transito a la vida adulta. En este ámbito ha venido a integrarse, desde 2016, el Programa de Intervención Familiar, gestionado por la cooperativa Kamira, que realiza intervenciones educativas dentro de los domicilios de familias atendidas por el Eaia.

capacitación de padresEl Programa de Intervención Familiar es un dispositivo especial del Eaia de carácter educativo que se realiza en los domicilios. Las familias atendidas en 2016 (148) se han incrementado en 8 respecto de 2015. Atendiendo a la evolución de las cifras en la última década este tipo de intervenciones se han triplicado. Los barrios en los que mayor número de familias atendidas hubo el pasado año fueron Mendillorri, Chantrea y Milagrosa, con un 47% del total. La franja de edad con mayor número de menores atendidos es la de 13 a 16 años, con un 35% del total (20% chicos y 15% chicas).

Eguino mostró un “orgullo especial” por la “implicación de los trabajadores para dar este salto cualitativo y cuantitativo” en el área, mientras que Fernández destacó la importancia que tiene para la sociedad invertir en la protección de la infancia.

los apuntes

Prevención comunitaria. El pasado año 3.061 personas realizaron actividades continuas (deportivas, culturales, formativas) y 1.261 actividades estacionales.

Mayor gravedad, de 12 a 15 años. Sobresale en todos los niveles de gravedad entre los casos atendidos por los equipos de los/las menores comprendidos entre los 12 y 15 años.

Buztintxuri, este año. La Atención Preventiva Comunitaria, que ya funciona en Chantrea, Rochapea, San Jorge, Casco Viejo, Etxabakoitz), Mendillorri-Ripagaina y Milagrosa-Azpilagaña, se va a ampliar a Buztintxuri este año. Se han iniciado los trabajos para extenderla a San Juan e Iturrama.

la cifra

544

voluntarios.

570 menores participaron en campamentos y 407 adolescentes recibieron formación para poder participar como voluntarios en las actividades, de forma que 544 adolescentes han participado en 2016 como personal voluntario.