Montoro ratifica que Navarra cumplió el objetivo de déficit en 2016

Registra el 0,67%, frente al límite del 0,7% y lo rebaja a la mitad respecto a 2015

Navarra lo cifra en el 0,28% por la discrepancia sobre la aportación por el Convenio

R. Martín - Viernes, 31 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Cristóbal Montoro, ayer durante la exposición de los datos de Hacienda.

Cristóbal Montoro, ayer durante la exposición de los datos de Hacienda. (Foto: Efe )

Galería Noticia

Cristóbal Montoro, ayer durante la exposición de los datos de Hacienda.

pamplona- El Ministerio de Hacienda confirmó ayer que Navarra cumplió el pasado con el objetivo de déficit marcado por el Gobierno central. Frente al límite del 0,7% del PIB fijado por el Estado, la Comunidad Foral registró un 0,67%.

Los datos confirman el anuncio del consejero navarro de Hacienda Mikel Aranburu, que ya el 8 de febrero avanzó en el Parlamento Foral que se cumpliría el objetivo de déficit de 2016.

Y todo ello teniendo en cuenta que el ministerio dirigido por Cristóbal Montoro ha hecho su cálculo teniendo en cuenta la aportación que pedía el Estado (82,4 millones superior) y que en realidad Navarra no pagó en virtud del artículo 63.2 del Convenio. Pero si se hubiera tenido en cuenta, el objetivo de déficit de Navarra habría sido todavía mejor, del 0,28%.

Ya en su día el consejero valoró positivamente el dato señalando que es una muestra de que este Gobierno ha gestionado con “rigor” los recursos de Navarra, haciendo compatible la atención a las necesidades sociales, educativas y sanitarias, así como el impulso al desarrollo económico y el empleo, con la sostenibilidad de las cuentas públicas en términos de cumplimiento del objetivo de déficit.

Los datos facilitados ayer son indudablemente positivos, pero adquieren más valor si se tiene en cuenta además que Navarra rebajó su déficit a la mitad del registrado en 2015. El pasado año la Comunidad Foral se registró -siempre según el Ministerio de Hacienda- un 0,67%, equivalente a 128 millones de euros. Un año antes se había contabilizado un déficit del 1,38%, equivalente a 256 millones. Estas cifras colocan a Navarra en una posición sólida para la negociación del Convenio, que los técnicos de ambas partes vienen acometiendo en reuniones quincenales y que desde Ejecutivo navarro señalan que “van por buen camino”.

buenos datos del estadoA nivel estatal los datos también fueron buenos, ya que el Gobierno de Mariano Rajoy cumplió por primera vez con las exigencias de la UE.

Las administraciones públicas españolas cerraron 2016 con un déficit público del 4,33% del PIB (una cifra que se eleva hasta el 4,54 % una vez contabilizadas las ayudas a la banca), con lo que se cumple el objetivo pactado con Bruselas de no superar el 4,6% del PIB.

El cumplimiento del objetivo de déficit ha sido posible en gran medida gracias al mayor superávit de las corporaciones locales, el fuerte ajuste realizado por las comunidades autónomas y el “esfuerzo de contención del gasto público”, según el ministro de Hacienda.

Montoro celebró que se cumpliera la meta de manera “compatible” con el crecimiento económico y la creación de empleo y abogó por garantizar que este año, con un objetivo de que el déficit del 3,1% del PIB sea “el último que España va a estar en procedimiento de déficit excesivo”.

Las administraciones públicas españolas terminaron el ejercicio 2016 con un déficit de 48.187 millones -sin contabilizar los 2.389 millones en ayudas a instituciones financieras-, un 12% menos que en 2015.

Por subsectores, la administración central sumó un déficit equivalente al 2,52% del PIB, cuando su objetivo era del 2,2%, de los que el Estado contabilizó un déficit del 2,63% del PIB y otros organismos, un superávit del 0,12%. El pasado año, los ingresos no financieros del Estado ascendieron a 179.230 millones de euros, un 0,9% menos, tras descender tanto los ingresos tributarios como los no impositivos, en este último caso debido a que la liquidación del ejercicio 2014 fue favorable a las comunidades autónomas.

En 2016 los ingresos por impuestos ascendieron a 152.255 millones, en línea con 2015, después de que la recaudación por IVA se incrementase en un 2,3 %, hasta los 63.738 millones. La recaudación por IRPF creció un 2,7 %, aunque la parte de ingresos que corresponde al Estado bajó un 2,3% por las transferencias a las comunidades autónomas y los ingresos derivados del impuesto de sociedades un 2,9 %, hasta los 22.731 millones.

En cuanto a las comunidades autónomas, cerraron 2016 con un déficit global del 0,82 % del PIB, por encima del objetivo del 0,7 % pero lejos del 1,74% de 2015.

El ministro destacó que, además de Navarra, otras diez comunidades cumplieron su objetivo el pasado año: Andalucía, Asturias, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Galicia, Madrid, La Rioja y Comunidad Autónoma Vasca.