Moragas y Santamaría aconsejan a Rajoy ‘mover lo catalán’

Lluís Vinuesa Serrate - Viernes, 31 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

El presidente desembarca en Barcelona, seguro de que con sus “chuches” en forma de posibles 4.000 millones de euros puede engatusar a los empresarios catalanes para que frenen a los independentistas con su referéndum unilateral, y que sus gobernantes desistan en llevarlo a cabo para máximo la última quincena del próximo septiembre.

El discurso de Rajoy en el Palacio de Congresos catalán ha estado lleno de frases muy “calculadas conciliadoras y sensatas”, como si durante los últimos 10 años de controlado retraso en las infraestructuras catalanas ya acordadas y presupuestadas de antemano, ya fuesen cosas del pasado sin vigente importancia, y de ahora en adelante “borrón y cuenta nueva” y vivan las realizaciones hechas en España, como las radiales de Madrid, aeropuertos, los AVE, edificios, etc, que han salido “ranas”, como si ello ya no importase y ahora lo que impera es que el buen momento actual económico en España “permite” hacer este tipo de inversiones hasta el año 2020, con la supuesta seguridad de su cumplimiento (¿y el 100% del PIB?) a lo que el conseller Rull le da muy poco crédito, o casi ninguna credibilidad, al memorizar los numerosos recortes a Cataluña, con incumplimientos y mentiras sistemáticas del ejecutivo del PP en Moncloa.

A todas luces resulta irrisorio confiar en quienes aún están machacando a nuestros políticos argumentando unas leyes, “las suyas”, que no pueden ser cambiadas, empezando por la Consti-tución española, lo cual obedece, aunque digan lo contrario, a una falta total de diálogo político que intencionadamente confunden con la parcialidad de sus tribunales, en los que a día de hoy aún hay miembros afines al gobierno del Partido Popular.

Bla, bla, bla... y a lo de siempre: “Negar y penar lo más esencial en democracia que es el voto en las urnas” para que la ciudadanía afectada decida su futuro.