Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Unanimidad en la Cámara Baja

El PP no quiere quedarse solo y apoya que el Congreso investigue su ‘caja b’

Unanimidad en la Cámara Baja para indagar en la financiación ilegal del PP

La oposición acusa a los populares de “robar a manos llenas” desde hace 20 años y contempla hacer comparecer a Rajoy

Viernes, 31 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Girauta se dirige a Fernando Martínez-Maillo, coordinador del PP, y a Rafael Hernando, portavoz del PP.

Girauta se dirige a Fernando Martínez-Maillo, coordinador del PP, y a Rafael Hernando, portavoz del PP. (EFE)

Galería Noticia

Girauta se dirige a Fernando Martínez-Maillo, coordinador del PP, y a Rafael Hernando, portavoz del PP.

pamplona- A regañadientes y para no quedarse solo el PP ha aceptado que el Congreso investigue su caja B. Todos los grupos parlamentarios del Congreso, incluido el popular, aprobaron ayer crear una comisión de investigación sobre la supuesta financiación irregular del PP, partido que sin embargo cree que se debería indagar en las cuentas de todas las formaciones políticas y no sólo en la suya.

A iniciativa del PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos, la propuesta salió adelante tras un debate en pleno en que el que algunos portavoces daban por hecho que el grupo popular se iba a oponer, pese a que el jueves ya anunció que se sumaría al acuerdo, a la espera de que la semana próxima se ponga en marcha en el Senado la comisión paralela que ha propuesto para investigar a todos los partidos.

En esta línea, el diputado del PP Eloy Suárez Lamata advirtió de que la comisión “nace muerta” y “deslegitimada” porque algunos han escrito de forma anticipada sus conclusiones y se han negado por motivos inconfesables a que se investiguen en el Congreso las cuentas del resto de formaciones. El diputado recordó que en otros países europeos, como Alemania, no sería posible crear una comisión parlamentaria sobre un asunto pendiente en los tribunales.

“No es una comisión de investigación, sino una comisión para demonizar al PP”, denunció Suárez Lamata, que alertó de que el Congreso no puede convertirse en un “tribunal popular” con el único objetivo de “desgastar al PP”. Antes de sus palabras, los portavoces de los tres grupos firmantes de la propuesta se esforzaron en repasar todos los casos de corrupción en los que se ha visto implicado el PP. Gürtel, el caso Bárcenas, Púnica, Palma Arena o Brugal, fueron citados por la mayoría, al coincidir en que las investigaciones judiciales han confirmado que este partido lleva financiándose ilegalmente desde su fundación, hace 20 años.

En nombre del PSOE, que estudia citar a Mariano Rajoy, Artemi Rallo aseveró que el PP lleva ocho años “sepultado bajo la sombra de Bárcenas”, su extesorero, y remarcó que las primeras sospechas sobre irregularidades en el PP pasaron a ser indicios y más tarde pruebas que han crecido hasta hoy, cuando siguen apareciendo datos. “Todo el mundo sabe que el PP, durante 20 años, se ha financiado al margen de la legalidad”, insistió Rallo, que culpó al PP de haber intentado “obstaculizar” la acción judicial.

Carolina Bescansa, desde Unidos Podemos, acusó al PP de ser “el partido más corrupto de la historia”, con gente “robando a manos llenas para sí mismos o para el partido”, y defendió que abrir la comisión es una obligación para todos los que quieren defender la democracia. Bescansa creía que el PP se iba a oponer a la iniciativa y llamó reiteradamente a sus diputados a romper la disciplina de voto para permitir saber “cuánto se ha robado” desde el PP, aunque nunca se sepa “cuántos escaños, alcaldes y Gobiernos han ganado haciendo trampas y robando”.

Juan Carlos Girauta, de Ciudadanos, justificó la comisión porque estaba incluida en de las seis condiciones que su partido pactó con el PP para apoyar la investidura de Rajoy. Dirigiéndose a los escaños del PP, aclaró a los populares que no les van a “juzgar”, sino a buscar responsabilidades políticas. Y tras recordarles que sí apoyaron las comisiones sobre el caso Palau en el Parlament de Cataluña o sobre los cursos de formación en Andalucía, les espetó: “Pero cuando se trata de investigar el caso Bárcenas ustedes piden que se investigue a todo el mundo, es decir, a nadie”.

Girauta pidió al PP que ayude a descartar la “terrible hipótesis” de que en España hay “un entramado dedicado a las mordidas, a conceder obra pública a cambio de financiación en negro”, porque de lo contrario no habrá “piedad con los corruptos”.

También respaldó la comisión el PNV, aunque su portavoz Aitor Esteban, fue escepticismo con los resultados. Más optimista se mostró Joan Baldoví, de Compromís, quien lamentó que la caja B del PP no haya acarreado dimisiones. El único portavoz opuesto a la comisión, aunque después votó a favor, fue Iñigo Alli, de UPN, para quien la financiación de los partidos debe investigarse en los tribunales y no en el Parlamento. - D.N.