Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Esparza amenaza con llevar a los tribunales a todas las localidades que pongan la ikurriña

Carmen Alba dice que “de ninguna manera” se puede colocar “otro tipo de bandera” en Navarra

A. Irisarri Patxi Cascante - Viernes, 31 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, saca una fotografía a la bancada de UPN durante la ‘performance’ regionalista.

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, saca una fotografía a la bancada de UPN durante la ‘performance’ regionalista.

Galería Noticia

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, saca una fotografía a la bancada de UPN durante la ‘performance’ regionalista.

pamplona- Para Javier Esparza, el pleno de ayer no fue uno cualquiera. La derogación de la Ley de Símbolos ha sido, desde el momento en el que la acordó el cuatripartito (allá por el 6 de febrero), un jugosísimo filón para el dirigente regionalista, quien ha podido concentrar en sus discursos previos, y también en el de ayer, los pilares básicos de su oposición: la confrontación identitaria entre navarros y los intentos de desestabilizar el Gobierno a base de criticar la alianza del cuatripartito. Y, desde luego, a Esparza no se le puede reprochar que haya escatimado ningún esfuerzo en la causa. Su discurso, sustentado en la tesis de que la derogación de la ley iba a provocar la desaparición de Navarra, rozó su punto álgido la semana pasada, cuando a las puertas de la derogación llegó a pedir el rescate de Madrid con una tribuna a toda página en el diario El Mundo en la que vino a recordar que Navarra es “cuestión de Estado” y que no se puede dejar caer.

Por eso, Esparza complementó ayer su arreón escénico y propagandístico a través de los canales oficiales de su partido con un discurso efectista en el que anunció que llevará ante los tribunales a todas las localidades navarras que aprovechen la derogación para colgar ikurriñas en los ayuntamientos (él mismo mantuvo la ikurriña cuando era alcalde de Aoiz) para lo que pidió ayuda a la Delegación del Gobierno.

“es un disparate y un insulto”“Esto me duele mucho”, comenzó diciendo Esparza. “Pero ese dolor me da fuerza para dentro de dos años formar una mayoría suficiente que den sostén a un Gobierno para todos los navarros, no un Gobierno sectario como el que está presidiendo usted”, le reprochó directamente a Barkos, para proseguir con un discurso repleto de apelaciones emocionales que concluyó en una primera parte asegurando que la de ayer fue “la consumación de una deslealtad con Navarra”. En este sentido, avanzó que UPN va a tomar “todas las acciones legales posibles para que este disparate y desprecio a la mayoría social de los navarros y a la bandera de Navarra no sea efectivo”. Ya tiene la receta: “En el momento en el que algún ayuntamiento coloque la ikurriña, UPN lo denunciará ante los tribunales”, advirtió.

Consciente de la tarea de supervisar cada balcón municipal de las más de 270 localidades de Navarra, lanzó una petición pública de ayuda a la Delegación del Gobierno, de la que dijo “no tener dudas de que utilizará todos los recursos a su alcance” para que “se cumpla la ley”.

La llamada de Esparza tuvo un efecto casi inmediato, pues la propia institución de Carmen Alba (de la que dependen la Policía Nacional y la Guardia Civil) emitió poco después una nota en la que dejaba claro que “de ninguna manera” se puede colocar otra bandera en las instituciones forales.

En su turno de intervención, María Chivite (PSN) cuestionó la legitimidad de la mayoría absoluta de la Cámara para legislar sobre los símbolos y dijo que “este no es un tema prioritario para la ciudadanía, pero sí prioritario para el proyecto nacionalista vasco”. Por último, la portavoz del PPN, Ana Beltrán, siguió con el discurso de UPN y dijo que Barkos “va a dejar huérfana” de identidad a Navarra. “Puede derogar cuantas leyes quiera, pero no tiene derecho a colocar la ikurriña”, zanjó.

Ciudadanos, sin representación en la Cámara, no quiso pasar la oportunidad de posicionarse al respecto. En una nota, la formación antiforalista vaticinó que la derogación pueda generar “enfrentamiento”.