15,2 millones y dos plazas más

Las fuerzas del cambio sacan adelante los presupuestos y la plantilla en Barañáin

Ajustada mayoría para aprobar ambos puntos ante la oposición de UPN, PSN y Pueblo
El Ayuntamiento contará con 15,2 millones y dos plazas más en plantilla

Mikel Bernués / Unai Beroiz - Viernes, 31 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Los 21 concejales del Ayuntamiento de Barañáin, ayer durante la sesión de Presupuestos y Plantilla Orgánica.

Los 21 concejales del Ayuntamiento de Barañáin, ayer durante la sesión de Presupuestos y Plantilla Orgánica. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

Los 21 concejales del Ayuntamiento de Barañáin, ayer durante la sesión de Presupuestos y Plantilla Orgánica.

barañáin- Las fuerzas del cambio (EH Bildu, Geroa Bai, Participando e I-E/Equo) hicieron valer ayer su ajustadísima mayoría (11 contra 10) y sacaron adelante tanto los presupuestos, 15.246.350 euros, como la plantilla orgánica en el Ayuntamiento de Barañáin.

La alcaldesa Oihaneder Indakoetxea (EH Bildu) defendió las medidas encaminadas a publificar servicios externalizados, medidas sociales (56.000 euros más para el área), los procesos participativos, el refuerzo de 300.000 euros más para personal, 80.000 euros más a Urbanismo, 25.000 más al área de euskera y 90.000 más para Cultura. “Son presupuestos reales, acordes a las necesidades que la sociedad nos ha trasladado y que reflejan las líneas de trabajo este año y a futuro”.

A David Armendáriz (I-E/Equo) le tocó la defensa de los 2 millones de Lagunak, y destacó que el 77% entra por las cuotas de los abonados. “El objetivo es cuidar y mimar a esta masa social y mejorar ofertas y servicios”, comentó sobre unos presupuestos “equilibrados, coherentes, de consenso y ajustados a las necesidades”. Jaione López (Participando) se refirió al apoyo en secretaría en la escuela de música Luis Morondo (921.500 euros), y su compañero de formación Txuma Huarte se congratuló del “esfuerzo municipal” de 165.000 euros para el auditorio de Barañáin: “Lo necesitamos para poder concurrir a las subvenciones del Gobierno”.

la oposiciónMaría Lecumberri (UPN) comenzó reconociendo que las formas habían mejorado, pero el fondo le gustó tan poco como en 2016. Censuró el aumento para el auditorio, más de 70.000 euros que el vecino no tendría por qué pagar, los “muy escasos” 445.100 euros para inversiones cuando además “en 2016 no llegaron ni al 50% de la ejecución”, o recortes en cabalgata de reyes, olentzero o partidas concretas de Servicios Sociales. También criticó los 9.600 euros para el Banco de Alimentos “excesivos para un proyecto que todavía no ha echado a andar”.

Roberto Andión (PSN) se refirió a la “política de hechos consumados” y justificó el voto negativo de su grupo por la “pérdida de confianza” en el equipo de Gobierno. Dijo que se había aparcado el tema de la tercera edad o que “se han desarrollado o incorporado muy pocos de nuestros planteamientos”. Y Jesús Bordes (Pueblo), tercera voz discordante ayer, vio “desproporción entre lo planteado y la realidad económica del municipio”.

“El presupuesto nos parece coherente con el cambio, que apuesta por la gente y por mejorar los servicios públicos. Hay una clara mejora con respecto al año pasado y animamos al equipo de Gobierno a que siga por este camino, porque nos encontraremos”, dijo por su parte Beatriz Guruzelain (Geroa Bai). Su formación logró modificar el sentido de una enmienda de Alcaldía que pretendía dotar con 15.000 euros a un festival local. Ese dinero irá a parar a “gastos diversos” en el área de Servicios Sociales.

perfiles lingüísticosEstáis obsesionados con los perfiles lingüísticos. No, vosotros estáis obsesionados. No, vosotros... y así, como en un partido de ping-pong, podían haberse pegado fuerzas del cambio y oposición hasta mañana, el lunes o el año 2023. Los argumentos están muy sobados en toda Navarra. Para unos los vecinos tienen derecho a dirigirse a la administración en euskera y Europa ampara y protege la promoción de lenguas minoritarias. Para otros el euskera se impone sin criterio ni compasión y se niega el acceso a la función pública a la mayor parte de la ciudadanía. Que cada uno compre el que más le guste. Para todo lo demás, el voto del vecino manda y ayer ganó el sí a la plantilla, en la que por cierto se crean dos nuevas plazas, por 11 a 10.

Entre tanto, UPN propuso dejar los perfiles como estaban de 2014 a 2015. Su enmienda no prosperó. Y Battitte Martiarena (Baztarre) quiso rebajar varios perfiles. Aunque no gustó y su chantaje aquí y en presupuestos salió a colación (el propio Martiarena lo asumió sin complejos y dijo que todo el mundo traza líneas rojas), y precisamente para salvaguardar ese 11 contra 10, el resto de fuerzas del cambio hizo de tripas corazón y en pos del consenso su enmienda sí salió.