Los regantes del Canal aprueban un presupuesto de seis millones

La Comunidad General pide que se deje trabajar a los técnicos en la confección de la 2º fase

Ainara Izko - Sábado, 1 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Asistentes a la junta de la Comunidad General de Regantes del Canal de Navarra celebrada ayer en Olite.

Asistentes a la junta de la Comunidad General de Regantes del Canal de Navarra celebrada ayer en Olite. (AINARA IZKO)

Galería Noticia

Asistentes a la junta de la Comunidad General de Regantes del Canal de Navarra celebrada ayer en Olite.

Olite- La Comunidad General de Regantes del Canal de Navarra aprobó ayer un presupuesto de 6.065.582,78 euros para 2017. Supone un incremento más que notable con respecto al ejercicio anterior, dado que en 2016 no alcanzó el millón, limitándose a 871.856,73 euros. Esto se debe a que la Comunidad General asumirá a partir de ahora todos los pagos frente a Canasa, sociedad gestora del Canal (participada por el Ejecutivo foral y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) y dejando a los sectores de base de lado. Antes esta labor recaía en cada comunidad de sector. En total, abonará 5.251.744,02 millones de euros a Canasa.

En este sentido cabe destacar que el Consejo de Administración de Canasa ratificó ayer, durante la celebración en Olite de la Junta General de Regantes, un incremento anual del 2% sobre la tarifa de 2014 para los años 2017 y 2018 (también se aplicó en 2016). En la práctica supondrá una subida de 100.000 euros con respecto al año pasado, estableciéndose una cuota fija por hectárea de 95 euros y 0,028 euros por metro cúbico. “El contrato ya estaba pactado de antes. El borrador llevaba seis meses sobre la mesa. Faltaba que el Consejo de Administración de Canasa diera su visto bueno y ahora solo queda firmarlo”, resumió al respecto Félix Chueca, presidente de la Comunidad General de Regantes, quien está pensando ya en sentar las bases del que será el nuevo contrato que entrará en vigor a partir del año 2018. Por su parte, la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, valoró positivamente la firma de dicho convenio. “Hemos trabajado desde el principio para que se pudiese formular un periodo de transición de estos tres años. Hemos hecho el esfuerzo y estamos satisfechos porque es bueno para la comunidad, para Canasa y para que el sector esté más tranquilo y tenga un marco más claro”, indicó.

En lo concerniente a las cuentas correspondientes al pasado ejercicio, Chueca destacó que están “saneadas”, habiendo arrojado un resultado positivo de 14.000 euros. Sin embargo, se ha detectado un leve repunte de la morosidad, que ha aumentado del 1% al 2% en el último año.

Chueca informó, asimismo, de que la primera fase de ampliación va con cierto “retraso” con respecto a lo que estaba planificado, afectando sobre todo a Falces, debido a ciertos problemas administrativos relacionados con “ las aprobaciones de los regantes que quieren o no quieren entrar y con los trámites de concentración, que se alargan”, enumeró.

En cuanto a la segunda fase, Chueca indicó que deben ser las propias comunidades de regantes las que tienen que ver “dentro de las alternativas que les propone el Gobierno de Navarra, sea el Canal de Navarra, el de Lodosa, el Queiles, el Alhama o el Imperial , cuál es la mejor en función de los costes, de las disponibilidades de agua y de los cultivos que van a desarrollar en esa zona”. Su experiencia con el Canal de Navarra es que “el 90% de los regantes están satisfechos”, si bien reconoce que “algunos están apurados porque son inversiones importantes, pero el agua es un cambio importante en el sistema de producción y de asentar la población que tienen los agricultores ahora mismo”. La consejera Elizalde agradeció a la Comunidad General el tono empleado ante las diferentes comunidades de regantes, a quienes se les trasmitió la importancia de dejar trabajar a los técnicos en este proceso. “Entienden que se está haciendo lo correcto por parte de la Administración y eso refuerza el trabajo que estamos realizando”, señaló Elizalde.

Por otro lado, durante la sesión de ayer se aprobó una cuota de entrada para las nuevas comunidades de 22 euros por hectárea. Estas son Arga 1 a y b, Arga 2, Arga 3 y los sectores XXIII, XIV y XXV, un total de 3.200 hectáreas repartidas entre Larraga, Berbinzana, Miranda de Arga, Falces, Mendigorría, Lerín y Baigorri.

Por último, los asistentes eligieron al nuevo vicepresidente de la Comunidad General de Regantes del Canal de Navarra, cargo que recaerá en Germán Jaurrieta Galdiano, presidente del Sector VII (Beire). Sustituye en el puesto a Alfredo Vallés, del Sector X (Murillo el Fruto) que causó baja el año pasado. Jaurrieta, que fue el único aspirante al cargo, obtuvo 43.444 votos a favor (cada voto equivale a una hectárea de regadío) y 1.538 en blanco.