Editorial de DIARIO DE NOTICIAS

Retomar el pulso a la cooperación

El Gobierno de Navarra recupera el compromiso de inversión pública en solidaridad internacional tras los recortes de los últimos años, pero ONG como Medicus Mundi o Médicos del Mundo insisten en que la apuesta aún es insuficiente

Sábado, 1 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

la crisis económica dejó importantes recortes presupuestarios en diversos ámbitos de la inversión social, entre ellos también en el destino de recursos públicos de la sociedad navarra a la solidaridad y la cooperación internacional, entendidos ambos conceptos como el compromiso ciudadano y humano con la justicia social y la redistribución de l riqueza. Navarra se situó durante años en cabeza en la aportación a la ayuda internacional al desarrollo, pero el recorte de los recursos presupuestarios destinados a este objetivo redujo desde los 20 millones de euros de 2008 a menos de cuatro millones a finales de 2014, una tendencia general en el conjunto del Estado. Las organizaciones no gubernamentales en Navarra Medicus Mundi y Médicos del Mundo valoran la situación actual admitiendo que a partir de 2016 hay un nuevo cambio de tendencia que está retomando el pulso en los Presupuestos de Navarra por la solidaridad internacional, pero insisten en que todavía supone solo el 0,2,% del total de las cuentas públicas -6,7 millones de euros en 2017-, muy lejos aún del 0,5% al que se comprometieron llegar los partidos del cambio político y social en 2019. Una crítica que comparten y han denunciado el conjunto de las organizaciones no gubernamentales de Navarra que trabajan en diferentes ámbitos de la solidaridad social. No obstante, al mismo tiempo las ONG navarras admiten que la nueva política presupuestaria del Gobierno de cambio ha recuperado el compromiso en la inversión pública para afrontar las necesidades sociales de la cooperación internacional abandonado por UPN y avanzar de nuevo hacia las cifras de solidaridad que demandan las instituciones internacionales. De hecho, Medicus Mundi y Médicos del Mundo destacan a Navarra como uno de los territorios que más recursos dedican a la cooperación sanitaria, una de las claves de la apuesta por el desarrollo. Una apuesta que se mantiene también en la propia Navarra, con unas políticas sociales centradas en la minorización de la exclusión social y de la pobreza con la extensión de la renta básica e igualmente la priorización de la atención primaria en sanidad como un derecho público universal. Pero si las instituciones tienen que redoblar esfuerzos para impedir, en primera instancia, que se den casos de pobreza real o de activar medidas para que la falta de recursos no conlleve la exclusión social tanto en Navarra como allí donde pueda llegar la cooperación internacional, la sociedad civil, los ciudadanos, también deben poner de su parte y reaccionar.

Más sobre Editorial

ir a Editorial »