Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Barkos lamenta que UPN y PP usen la bandera de Navarra para confrontar

Cree que el “ruido” generado por la derecha quiere evitar que los ayuntamientos tengan más autonomía

A. Irisarri - Sábado, 1 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

pamplona- Una vez finalizado el show con el que UPN y PPN trataron de eclipsar el debate parlamentario sobre la derogación de la Ley de Símbolos, el día después permitió valoraciones más sosegadas no sólo entre alcaldes de localidades que se han visto perjudicados por la ya derogada Ley de Símbolos de 2003, sino también por la presidenta de Navarra.

Uxue Barkos aprovechó la firma del protocolo por el que la Fundación Amancio Ortega donará 5,7 millones de euros en equipamiento médico al SNS-O para analizar el doble desplante de las fuerzas derechistas en la Cámara y el intento de boicot (por el que se tuvo que suspender la sesión) para que no pudiese debatirse la derogación de la ley que impide colocar la ikurriña en los ayuntamientos navarros. La presidenta de Navarra confesó que la performance de UPN y PPN le “apenó profundamente” porque, a su juicio “evidenció la vocación de ambas formaciones por ir a la búsqueda de una guerra de banderas”. Una guerra en la que, además, tanto regionalistas como populares están utilizando todas las argucias a su alcance para emborronar el proceso. “Acusan al Gobierno de querer trabajar contra los símbolos de Navarra, y eso no es verdad, porque los símbolos siguen siendo los símbolos de Navarra”, puntualizó Barkos, quien sí dejó claro que la sesión de ayer le dejó “muy preocupada” por la actitud de los 17 parlamentarios de la derecha, empecinados en “entorpecer” la derogación de una ley restrictiva que generó problemas jurídicos a muchas entidades locales. “Ha habido un entorpecimiento, ha habido ruido buscado de manera deliberada para evitar el mensaje de normalidad que se pretende con esta decisión”, con la que el Gobierno “no sólo no va a imponer ningún símbolo, sino que no va a permitir que se impongan”, subrayó.

más autonomía municipalQuizá, el hecho de que el discurso de UPN y PPN sólo buscaba una confrontación entre navarros a causa de los símbolos es lo que más ha preocupado a la jefa del Ejecutivo foral, que considera que el debate sobre la derogación tiene otro recorrido, y es el de avanzar en la autonomía municipal. “Lo que se hace es permitir que las mayorías soberanas de algunos pueblos navarros, tan navarros como otros, puedan verse identificadas en los símbolos de Navarra y también en otros símbolos”, exáctamente igual que ocurría antes de la norma de 2003.

Por último, no quiso pasar la oportunidad para dejar claro que la sacada de banderas de Navarra no le molestó: simplemente, el uso que de la enseña hicieron regionalistas y populares le “apenó muchísimo”. “El que se llevara la bandera de Navarra al pleno no me molesta. Si alguien piensa que con esas campañas de banderas de Navarra como expresión de protesta le molestan políticamente a esta a esta ciudadana, se equivocan: es mi bandera”, zanjó la presidenta.