En fin

Ciclismo, hasta en el coche escoba

por javier arizaleta - Sábado, 1 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Galería Noticia

Estamos ante la gran jornada ciclista del año en la Merindad de Estella. Este año llega a localidades como Lodosa -lástima que se hayan olvidado de la visita antes obligada a Valdega tan íntimamente ligado al ciclismo en Tierra Estella-. El ciclismo es un deporte arraigado como podemos ver cada fin de semana por senderos y carreteras secundarias y una alternativa a la sociedad sedentaria que estamos creando. Una alternativa que mueve cientos de aficionados a desperezarse y afrontar cualquier fin de semana etapas como las que hoy realizará el pelotón profesional que nos visita. El ciclismo cuenta en nuestra Merindad con nombres destacados que los aficionados conservamos a fuego en el recuerdo y que no voy a mencionar por temor a dejarme alguno en el coche escoba que a veces tenemos por memoria. Hoy es el día en el que todos y cada uno de los aficionados al ciclismo, nos sentimos protagonistas aunque muchos no acertemos a meter la cadena, cambiar la rueda pinchada o se nos atasque el cambio. La serpiente multicolor del ciclismo profesional de nuevo visita nuestra tierra con toda la parafernalia de autobuses, helicópteros, caravanas de coches y más coches de apoyo. Un día que hay que disfrutarlo en vivo y en directo. Y todo hay que decirlo: gracias a un puñado de aficionados que por un día son capaces de alcanzar la excelencia en la organización y, sobre todo, a esos voluntarios que lo mismo se juegan el tipo señalando una rotonda que cierran minuciosamente el paso en un camino. En Tierra Estella de ciclismo se sabe y se siente. Hay que darles las gracias a todos los culpables de ayer y de hoy. Por que, en fin: disfrutamos de los triunfos y también de otros secretos que se solo se guardan en la memoria de los coche escoba.