Simon Yates se impone en solitario

DESENLACE | El pelotón de favoritos se rompió en Irache, y el británico realizó el ataque decisivo en Eraul

Domingo, 2 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

estella- El británico Simon Yates (Orica) se adjudicó ayer la 19ª edición del Gran Premio Miguel Induráin, al llegar en solitario a la línea de meta en el alto de la Basílica del Puy. Un final atípico, porque generalmente la prueba se decide en la ascensión final tras llegar a ella un grupo más o menos numeroso de corredores.

En la prueba, de 186 kilómetros de recorrido con salida y llegada en Estella, participaron 17 equipos, cinco de ellos de World Tour (Movistar, Sky, Katusha, Orica y Cannondale).

El canadiense Michael Woods (Cannondale) fue segundo a 23 segundos, igual que el colombiano Sergio Henao (Sky), que completó el podio.

Simon Yates se convirtió en el primer británico que vence en la prueba de Estella desde que comenzó a disputarse en 1951 como Campeonato Vasconavarro de Montaña.

Para Sergio Henao fue la segunda visita al podio, ya que en 2016 acabó en segunda posición, por detrás de Ion Izagirre.

Yates, que había intentado una escapada junto Gorka Izaguirre (Movistar) en el último paso por Estella, fraguó su victoria en la subida a Eraul, a 10 kilómetros para meta, con un ataque definitivo al no haber entendimiento atrás, por lo que llegó solo a la Basílica del Puy.

En una carrera con lluvia intermitente, los intentos de escapada se produjeron desde los primeros kilómetros, con una fuga de varios kilómetros protagonizada por un grupo de ocho ciclistas a la salida de Los Arcos.

Este grupo de escapados llegó a disponer de más de tres minutos de ventaja respecto a un pelotón liderado por el Movistar, que ejercía el control de la carrera.

De los escapados se fueron quedando corredores rezagados hasta formarse un trío integrado por el ruso Matvey Mamykin (Katusha), el checo Roman Kreuzinger (Orica) y el austríaco Nicholas Schultz (Caja Rural).

Estos tres ciclistas coronaron el alto de Guirguillano, de Primera categoría y a 65 kilómetros para la meta, con solo 30 segundos de ventaja respecto al pelotón, que finalmente abortó la escapada 15 kilómetros después, para coronar Lezaun agrupados.

Yates e Izaguirre lo intentaron en el último paso por Estella, con un pelotón de pocas unidades que se rompió en dos en la subida a Irache-Ayegui, sin los grandes favoritos Alejandro Valverde (Movistar) y Michal Kwiatkowski (Sky) en el grupo cabecero.

Movistar, con Marc Soler;Sky, con Sergio Henao;y Orica, con tres corredores en un grupo cabecero de nueve ciclistas, incluido Simon Yates, daban por bueno el corte.

El británico consiguió sorprender con un ataque en la ascensión a Eraul, sin que por detrás se pusieran de acuerdo, para llegar en solitario a la subida al Puy, de 800 metros.

Nieve, mejor navarroLa pugna habitual por ser el mejor navarro en el GP Miguel Induráin no tuvo este año mucha emoción, porque Mikel Nieve (Sky), que estuvo en el grupo principal, para ayuda a Sergio Henao, lo consiguió con una clara ventaja sobre el segundo clasificado, Víctor Etxeberria (Boavista), que llegó a la vez que el tercero -Josu Zabala (Caja Rural-Seguros RGA)-, a 8:50 del leitzarra del Sky. - Efe